Economía

Boeing acuerda comprar empresa aeroespacial KLX por $4,250 millones

Boeing acuerda comprar empresa aeroespacial KLX por $4,250 millones

Boeing acuerda comprar empresa aeroespacial KLX por $4,250 millones

El grupo estadounidense KLX, con sede en Wellington (Florida), anunció hoy su intención de vender a Boeing su negocio aeroespacial, una operación por un valor de 4.250 millones de dólares que todavía está pendiente de cumplir algunos requisitos. En un comunicado difundido por ambas compañías, la corporación floridiana señala que la parte de su negocio dedicada a suministrar productos y servicios al sector de la energía no entra en la transacción y se escindirá del grupo. El acuerdo definitivo para vender KLX Aerospace Solutions Group (ASG) a Boeing establece el pago de 63 dólares por acción en efectivo. La transacción tiene un valor de aproximadamente 4.250 millones de dólares, que incluye que Boeing se haga cargo de una deuda neta por valor de 995 millones de dólares, señala el comunicado. La adquisición por parte de Boeing está condicionada a que se logre escindir con éxito la parte de KLX denominada Energy Services Group (ESG) y a que el accionariado y los reguladores la aprueben. Una vez cumplidos todos los requisitos, KLX se fusionará con Aviall, una compañía de servicios y repuestos aeroespaciales propiedad de Boeing, según señala en una carta a los proveedores y clientes John A. Cuomo, vicepresidente y gerente general del grupo con sede en Wellington. Aviall y KLX tienen capacidades complementarias en distribución y en soluciones de servicios con valor agregado para todo tipo de aeronaves, comerciales, militares y de defensa, y clientes en todo el mundo y, uniendo sus fuerzas, reforzarán su posición, señala Cuomo. "KLX se integrará en Aviall. Tenemos un equipo con miembros de ambas compañías centrado en planificar la integración y las mejores prácticas para mejorar la experiencia de clientes y consumidores", agrega Cuomo. Por ahora no hay cambios en el liderazgo del grupo, señala el directivo, quien confirma en su carta que tras el cierre de la operación tendrá un puesto ejecutivo en Boeing Global Services.

Lee también

Comentarios