Economía

Brasil tuvo un flujo cambiario positivo en 2017 tras fuga de divisas en 2016

Brasil tuvo un flujo cambiario positivo en 2017 tras fuga de divisas en 2016

Brasil tuvo un flujo cambiario positivo en 2017 tras fuga de divisas en 2016

Brasil registró en 2017 un flujo cambiario positivo de 625 millones de dólares tras la fuga de divisas de 2016, cuando los dólares enviados al exterior superaron los recibidos en 4.252 millones, informó hoy el Banco Central. El saldo positivo del año pasado, pese a reducido y muy inferior al de 2015, cuando los ingresos de dólares superaron las salidas en 9.414 millones de dólares, fue atribuido principalmente al superávit récord en la balanza comercial obtenido por Brasil el año pasado. Según los datos divulgados la víspera por el Gobierno, Brasil registró en 2017 un superávit comercial de 67.001 millones de dólares, el mejor resultado anual desde 1988 y un valor en un 40,5 % superior al de 2016 (47.683 millones de dólares), que también fue récord. El histórico saldo comercial en 2017 fue impulsado por el aumento de las exportaciones en un 18,5 %, hasta 217.746 millones de dólares. El flujo comercial generó una entrada líquida de dólares a Brasil de 52.924 millones de dólares el año pasado, su mejor resultado anual desde 2007, y compensó la fuga de divisas en la cuenta financiera, en la que el flujo financiero en 2017 fue negativo en 52.299 millones de dólares, el mayor en la historia. La cuenta financiera, que incluye inversiones de los extranjeros en bolsa y títulos, ya había arrojado en 2016 un saldo negativo de 51.562 millones de dólares. Por la cuenta financiera, Brasil registró el año pasado la entrada de 482.724 millones de dólares pero remesas al exterior muy superiores, que sumaron 535.023 millones de dólares. El resultado positivo del flujo de divisas reflejó la recuperación de la economía brasileña, que registró un ligero crecimiento en 2017 tras haber superado la recesión más profunda en varias décadas. Según proyecciones de los economistas y del propio Gobierno, la economía brasileña creció un 1,0 % en 2017 y esa expansión puede llegar al 3,0 % en 2018. La mayor economía de Sudamérica había registrado una retracción del 3,5 % en 2015 y otra del 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años seguidos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

Lee también

Comentarios