Economía

Caen un 65% los ingresos del sector editorial en El Salvador

La pandemia ha impactado severamente en las ventas de libros, señala la Cámara Salvadoreña del Libro que pide medidas urgentes.

Medida. La Cámara propone que el gobierno efectúe compras para dotar de insumos a las bibliotecas públicas.

El covid-19 ha golpeado a todos los rubros económicos, y el sector editorial no se salva de este impacto. La Cámara Salvadoreña del Libro realizó un sondeo entre sus socios, librerías (no incluye papelerías), editoriales y distribuidores mayoristas de libros para tener una aproximación al impacto del covid-19 en el negocio.

"Los resultados obtenidos en el sondeo son alarmantes. El porcentaje de reducción de ingresos en el primer semestre de 2020, comparado con el mismo período en 2019, promedia un 65 % de disminución, y el sector está ante la posibilidad de enfrentar tener que despedir personal y en casos más drásticos, tener que cerrar la empresa", señala la Cámara.

Silvia López de Barraza, presidenta de la Cámara y Gerente Comercial de Clásicos Roxsil, explica que las librerías dejaron de trabajar al inicio de la cuarentena y aunque se podía entregar los primeros días a domicilio en una emergencia los "libros quedan en segundo y hasta tercer plano".

Según el sondeo efectuado las inversiones proyectadas también quedan en espera a una mejora del clima económico, y aunque este se realizó con los agremiados la Cámara no duda que todo el sector editorial "está sufriendo las mismas consecuencias".

En 2009 para la crisis financiera "las ventas se redujeron casi un 40 %, fue duro, cerraron varias editoriales y librerías", detalla López.

Para López, en su librería que es también distribuidora mayorista, la afectación en todo el año podría rondar un 25 % a 30 %, y eso es un impacto muy fuerte, que podría ser peor dependiendo la respuesta de los colegios. Ya que los principales clientes son el Ministerio de Educación, colegios, docentes y las ONG.

Marta Elena Uribe, directora de la editorial Delgado de la Universidad Dr. José Matías Delgado, explica que los proyectos a corto y mediano plazo están en el limbo porque aun no se sabe cuándo se podrá publicar.

El impacto es en toda la cadena de valor "desde el escritor, el que produce, el que distribuye, correctores de estilo, librerías", dice Uribe que agrega que el mayor impacto también lo tiene el lector porque el libro pasa a ser "algo suntuario", sobre todo por los índices de pobreza que están aumentando en el país.

Es por ello que la Cámara hace una serie de solicitudes al gobierno para poder reactivar al sector que van desde compras públicas para bibliotecas de las escuelas, hasta la incorporación de textos y obras de editoriales salvadoreñas para los programas de estudios a todo nivel.

Expectativas

Con la reapertura económica se espera que el sector camine poco a poco a una recuperación.

Marcela Argueta, gerente de país de Internacional Libros y Regalos, señaló que como empresa han visto reducción de un 55 % en las ventas durante estos meses de cierre económico porque como empresa decidieron cuidar al personal y por no ser un producto de primera necesidad no arriesgarse en las entregas.

Hoy ya iniciaron entregas a domicilio y se reactivarán en la fase 4 de la reapertura, desde el 6 de agosto (ya que las sucursales con que cuentan están en centros comerciales). 

Argueta estima que como el distanciamiento social se mantendrá, los libros seguirán siendo parte fundamental de la vida diaria, al igual como apoyo y herramientas educativas para los niños. Por lo que esperan mejores resultados para el segundo semestre del año.

Uribe apunta también que esta crisis podría dar pie a la llegada de lleno de los libros electrónicos, aunque estima que no todos darían el paso y no dejarían a un lado el papel.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines