Economía

Canadá comprará el oleoducto Trans Mountain para garantizar su expansión

Canadá comprará el oleoducto Trans Mountain para garantizar su expansión

Canadá comprará el oleoducto Trans Mountain para garantizar su expansión

El Gobierno canadiense anunció hoy que comprará el controvertido oleoducto Trans Mountain por 4.500 millones de dólares canadienses (3.465 millones de dólares estadounidenses) para asegurar la expansión de la infraestructura.

Los ministro de Finanzas, Bill Morneau, y Recursos Naturales, Jim Carr, anunciaron los detalles de la operación para adquirir el oleoducto a la compañía estadounidense Kinder Morgan durante una conferencia de prensa celebrada hoy en Ottawa.

El Gobierno canadiense ya había aprobado el proyecto de Kinder Morgan para ampliar la capacidad del oleoducto de 300.000 a 900.000 barriles de petróleo al día.
Trans Mountain, construido hace más de 50 años, conecta los yacimientos de las arenas bituminosas de la provincia de Alberta con la costa del Pacífico de Canadá. La ampliación de la capacidad permitirá triplicar la exportación de crudo hacia Asia.

Pero el Gobierno de la provincia de Columbia Británica, en la costa del Pacífico canadiense, se ha negado a autorizar la expansión del oleoducto por temor a los daños medioambientales que puede causar el derrame de petróleo en sus costas.

Numerosos grupos indígenas y ecologistas del país también han expresado su rotunda oposición a la ampliación de Trans Mountain.

La negativa a autorizar la expansión del oleoducto está provocando una grave crisis política y constitucional en Canadá hasta el punto que Alberta, donde se hallan los gigantescos yacimientos de arenas bituminosas de Canadá, ha amenazado con bloquear la venta de gasolina en Columbia Británica.

Por su parte, Kinder Morgan anunció hace semanas que desistiría de expandir Trans Mountain si las distintas jurisdicciones del país no se ponían de acuerdo este mes.

Al anunciar la operación de rescate del proyecto, el ministro de Finanzas canadiense aseguró que la expansión de Trans Mountain "es una inversión en el futuro de Canadá".

Morneau calificó el proyecto como vital para los intereses canadienses y la intervención gubernamental como necesaria para asegurar el mantenimiento de puestos de trabajo y la confianza de los inversores.

Kinder Morgan había presupuestado la expansión de Trans Mountain en 7.400 millones de dólares canadienses (5.698 millones de dólares estadounidenses) pero Morneau se negó a explicar si el Gobierno canadiense también se hará cargo de la construcción de la expansión.

Morneau si señaló que el Gobierno tiene la intención de vender al sector privado la infraestructura tan pronto como sea posible y que Ottawa ofrecerá a los posibles inversores garantías contra "retrasos motivados políticamente".

El consejero delegado de Kinder Morgan, Steve Kean, aplaudió hoy el acuerdo y señaló en una conferencia telefónica que la compañía ayudará a Ottawa a buscar un futuro comprador del oleoducto.

Lee también

Comentarios