Economía

Ciudadanía pagará el costo por la adopción del bitcóin

Un análisis del ICEFI resalta que la población asumirá el riesgo cambiario por el uso de la criptomoneda. El Goes creará un fideicomiso $150 millones.

El gobierno financiará la conversión del bitcóin a dólar con deuda, y serán los salvadoreños los que asumirán el riesgo ante la medida, al ser los que pagan los impuestos, considera el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

La ley que dará curso legal como moneda al bitcóin fue aprobada esta semana por el parlamento. En su art. 14 reza que, antes de su entrada en vigencia, el Estado garantizará a través de un fideicomiso que administrará el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), la convertibilidad automática e instantánea del bitcóin a dólar. El fideicomiso será de $150 millones.

"Él (Bukele) señalaba que el riesgo entonces lo asumiría el gobierno, pero el gobierno se financia con impuestos que paga toda la población; por lo tanto, en realidad, quien estaría asumiendo todo este riesgo, sería la ciudadanía y afectando proporcionalmente más a las personas más pobres", concluye el economista del ICEFI, Ricardo Castaneda.

Volatilidad. Paralelo al riesgo de la criptodivisa por su volatilidad, la ley otorga nuevos privilegios fiscales, lo que podría convertir al país en un paraíso fiscal virtual, afirman economistas.

El instituto regional expone que, considerando el "inmenso" riesgo cambiario de la criptodivisa, es probable que el fideicomiso se quede "sumamente corto", lo que implicaría que el país deba asumir cada vez más deuda.

De colocar más deuda a través de bonos en mercados internacionales, El Salvador tendrá que pagar una tasa de interés cada vez más alta. Este año, el gobierno destinó $1,161.6 millones solo para el servicio de deuda, sin considerar el pago de LETES y CETES. El precio de los bonos del país cayó esta semana y el riesgo país se elevó, según diversos informes.

Otro aspecto a considerar es que "si el país decide emitir deuda con bitcóin significaría un riesgo cambiario sumamente fuerte, considerando que la situación fiscal es crítica", dijo. La ley, que entrará en vigencia en septiembre, obliga a todo agente económico a aceptar bitcóin "como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio".

Castaneda apuntó que, al no ser moneda física, el establecimiento que vende un bien o servicio no recibiría nada tangible en forma inmediata. En El Salvador, la mayor parte de transacciones se hacen en efectivo ya que buena parte de las personas trabajan en el sector informal. "Imaginémonos las implicaciones que tendría para una persona que se encarga de vender el pan, para una personas que tiene una pequeña tienda, de decirle que tiene que esperar un tiempo para poder transformar ese dinero", manifestó.

Asimismo, consideró que al incentivar que la mayor parte de las transacciones se hagan en bitcóin, puede provocar que los niveles de evasión de impuestos se incrementen, si la administración tributaria no cuenta con la capacidad de tener los controles necesarios para evitar que esto suceda. "Y sabemos que la administración tributaria en El Salvador todavía tiene muchas debilidades y no tiene las capacidades suficientes para evitar que esto suceda", comentó. En su informe "Implicaciones fiscales por la adopción del bitcóin en El Salvador", el ICEFI remarcó que "todas las obligaciones en dinero expresadas en dólares, existentes con anterioridad a la vigencia de la presente ley, podrán ser pagadas en bitcóin", según se establece en el artículo 13.

De acuerdo con el instituto, la posibilidad de obligar al sistema bancario a recibir bitcóin como medio de pago, de obligaciones adquiridas anteriormente, puede provocar un aumento en las tasas de intereses por la alta volatilidad. "Las forma en que los bancos hacen para minimizar estos riesgos de volatilidad es incrementando las tasas de interés. Tasas de interés que tendrá que pagar toda la población", puntualizó Castaneda.

Por otra parte, el ICEFI alertó sobre las consecuencias que podrían surgir si el Es tado decide realizar sus compras con bitcóin por la exposición cambiaria. Lourdes Molina, economista sénior del ICEFI, indicó que se debe evitar que el gobierno utilice el bitcóin para el pago de proveedores o salarios, que provoque un desplazamiento del dólar en el mercado.

"El hecho de que el bitcóin es un activo con alta volatilidad puede poner en riesgo la capacidad adquisitiva de las personas y esto aumenta su vulnerabilidad ante la pobreza", declaró. Para el ICEFI, el gobierno debería suspender la entrada en vigencia de la ley hasta que se cuente con estudios técnicos que permitan abordar, por lo menos, sus aristas económicas, fiscales, tecnológicas financieras, sociales y ambientales. Con estos estudios y el diálogo entre los diversos sectores de la sociedad, se deben hacer los cambios a la ley, incluyendo la posibilidad de derogarla, dijeron. Son varios los aspectos que de acuerdo con analistas, economistas e incluso la sociedad civil, aún deben ser aclaradas antes que la ley entre en vigencia.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines