Economía

Cofundador de Dogecoin declaró que las criptomonedas solo harán más ricos a los ricos

Jackson Palmer, afirmó que las criptomonedas son un fraude que toman lo peor del sistema capitalista
 

Foto: Ap

El interés por las criptomonedas ha crecidos de manera importante en los últimos meses. Cada vez son más las personas que están dispuestas a convertir su dinero en una moneda digital y también hay más empresas que las aceptan en sus transacciones. Sin embargo, varias voces relevantes insisten en que realidad son una estafa que está poniendo en riesgo la economía. Incluso Jackson Palmer, el cofundador de Dogecoin comentó que su desarrollo comenzó como una broma que, al parecer, ha dejado de ser graciosa. 

Luego de mucho tiempo de no hacer una declaración, ni siquiera cuando el valor de su criptomoneda, que fue creada en 2013, comenzó a crecer, Palmer decidió utilizar Twitter para hacer una importante advertencia:

"Después de años de estudiarlo, creo que la criptomoneda es una tecnología hipercapitalista inherentemente de derecha construida principalmente para amplificar la riqueza de sus defensores a través de una combinación de evasión fiscal, supervisión regulatoria disminuida y escasez impuesta artificialmente".

La razón por la cual considera que en realidad se trata de una herramienta para los más ricos es que, la mayor característica para llamar la atención de los inversores es que se trata de una moneda descentralizada, cuando en realidad unos pocos controlan el mercado ya que, en su opinión, lejos de ser una alternativa libre de los sistemas monetarios tradicionales, la criptografía "está controlada por un poderoso cartel de figuras adineradas que han evolucionado para incorporar muchas de las mismas instituciones vinculadas al sistema financiero centralizado existente que supuestamente estaban buscando reemplazar".

En la serie de tweets que publicó denunciando el verdadero manejo de las criptomonedas también aseguró que esta industria aprovecha una red de conexiones comerciales turbias, personas influyentes compradas y medios de pago para perpetuar un embudo de culto de "hacerse rico rápidamente" diseñado para extraer dinero nuevo de los ingenuos y desesperados financieramente.

Sin duda no es partidario de que las personas inviertan su dinero en este modelo con la intención de obtener ganancias. Incluso señaló que si bien la explotación financiera existió antes de las criptomonedas,  “estas están casi construida con el propósito de hacer que el embudo de ganancias sea más eficiente para los que están en la cima y menos protegido para los vulnerables".

Dijo también que las criptomonedas están tomando y exacerbando lo peor del sistema capitalista actual como la corrupción, el fraude y la desigualdad. Y que, con el uso de software, se limitan técnicamente el uso de intervenciones como auditorías, regulación e impuestos, por lo que no hay protecciones o redes de seguridad para la persona promedio.

Precisamente respecto a los inversores comunes alertó: “¿Perdiste la contraseña de tu cuenta de ahorros? Tu culpa. ¿Fuste víctima de una estafa? Tu culpa. ¿Multimillonarios manipulando los mercados? Son genios. Este es el tipo de criptomoneda capitalista peligrosa gratis para todos que desafortunadamente se diseñó para facilitar desde sus inicios”.

La reacción que espera 

En sus tweets Palmer también habló que cómo imaginaba que iba a reaccionar el mercado y los defensores de las criptomonedas ante sus declaraciones en la red social.

“En estos días, incluso la crítica más modesta a las criptomonedas provocará difamaciones de las poderosas figuras que controlan la industria y la ira de los inversores minoristas a quienes les han vendido la falsa promesa de que algún día serán un compañero multimillonario. El debate de buena fe es casi imposible”

Dijo que esa es una de las razones por las cuales ya no acostumbra dar su opinión sobre el tema. “Simplemente ya no salgo de mi camino para participar en debates públicos sobre las criptomonedas. No se alinea con mi política o mi sistema de creencias, y no tengo la energía para tratar de discutir eso con aquellos que no están dispuestos a entablar una conversación sólida”.

Finalmente agradeció a quienes tienen la energía para seguir haciendo las preguntas difíciles y aplicando la lente del escepticismo riguroso al que toda tecnología debería estar sujeta. “Las nuevas tecnologías pueden hacer del mundo un lugar mejor, pero no cuando están desvinculadas de sus consecuencias políticas o sociales inherentes”.

Hay que recordar que Palmer se alejó de Dogecoin hace años. En el artículo publicado en Vice en 2017 dijo que había terminado su participación con Dogecoin y Crypto en 2015 y donó sus ganancias a la caridad. Y en el primer tweet que publicó sobre el tema afirmó que no piensa volver: “A menudo me preguntan si volveré a las criptomonedas o comenzaré a compartir regularmente mis pensamientos sobre el tema nuevamente. Mi respuesta es un no de todo corazón".

Te dejamos el hilo en Twitter con todas sus declaraciones: 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines