Economía

Congreso de Costa Rica aprueba préstamo de FMI por $1,778 millones

Los recursos del préstamo, que serán desembolsados en seis tractos por el FMI, podrán ser utilizados para el financiamiento de la estructura de gastos del presupuesto nacional y son de libre disponibilidad.

Foto: archivo

La Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó este jueves un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 1.778 millones de dólares, que pretende estabilizar las finanzas públicas e introducir ajustes rechazados por sectores sindicales y sociales.

Con 38 votos a favor y seis en contra, los diputados presentes aprobaron el expediente 22.433 para la recuperación pospandemia, en el primero de dos debates. El segundo y definitivo quedó programado para el 12 de julio luego de que los congresistas inicien una semana de vacaciones.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, agradeció en sus redes sociales a los diputados que apoyaron la iniciativa.
"Es un paso firme y necesario, que nos acerca a su aprobación definitiva y nos permite avanzar en la agenda de consolidación fiscal, que da una base indispensable para la recuperación económica", escribió el mandatario.

El monto total del financiamiento es por la suma de 1.778 millones de dólares, en donde el prestatario es el Gobierno costarricense a través del Ministerio de Hacienda.

El crédito proviene del Servicio Ampliado del Fondo y tiene un plazo de 10 años, con cuatro años de gracia y una tasa de interés del 2,05 %.

Los recursos del préstamo, que serán desembolsados en seis tractos por el FMI, podrán ser utilizados para el financiamiento de la estructura de gastos del presupuesto nacional y son de libre disponibilidad.

El compromiso del Gobierno es reducir el gasto público gracias a un proyecto de ley de Empleo Público, que pretende reorganizar las escalas salariales, reducir pluses y ahorrar hasta un 0,81 % del PIB a partir del 2023.

Como parte de las medidas, Costa Rica también buscará contener el gasto, un ajuste fiscal y la eliminación de exoneraciones. En materia de ingresos, el Gobierno pretende un ajuste del 0,8 % del PIB, lo que incluye la renta global y otros tributos.

Según las autoridades, el 90 % del monto será exclusivamente para el pago de deuda y el restante 10 % fue aprobado para destinarlo a la estatal Caja Costarricense de Seguro Social.

El legislador oficialista Welmer Ramos González explicó que con la aprobación de este empréstito se logra bajar el porcentaje de la deuda pública y se ahorra al año cerca de 10.000 millones de colones (16 millones de dólares) en intereses, al cambiar deuda cara por deuda barata.

Por su parte, el jefe de fracción del opositor partido Unidad Social Cristiana, Pablo Heriberto Abarca, aseguró que la probación era necesaria ya que el país "no ha realizado los cambios estructurales necesarios".

Sectores sindicales y sociales expresaron su rechazo al acuerdo con el FMI, pues consideran que afecta a los trabajadores estatales y a las clases medias y bajas.

"Costa Rica ha sido excesivamente tolerante con los créditos internacionales y este crédito no es indispensable", manifestó en la sesión plenaria el diputado opositor del partido Integración Nacional, Walter Muñoz.

Costa Rica cerró el año 2020 con un déficit fiscal del 8,34 % del PIB, cifra agravada por los efectos de la pandemia de la covid-19 en la economía. En el 2019 el país registró un déficit de 6,94 % del PIB.

Además, el déficit primario (que excluye el pago de intereses sobre la deuda) cerró en el 3,4 % del PIB y la deuda en el 67,5 % del PIB.

El Gobierno costarricense había anunciado en septiembre del 2020 su intención de negociar con el FMI, lo que desencadenó una serie de protestas sociales y bloqueos de carreteras.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines