Economía

Corporación Financiera Internacional dispone de $8 mil millones para financiar recuperación económica en Centroamérica

La corporación destaca la importancia del sector privado para recuperación económica de los países luego de las crisis, lo cual permite acortar los tiempos de recuperación.

Impactos. Datos del Banco Mundial dan cuenta que el impacto por el cierre de las economías de Centro América, a consecuencia del covid-19, hará que la pobreza aumente en ocho puntos porcentuales.

La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en ingles), institución que forma parte del Grupo Banco Mundial, dio a conocer que tiene a disposición créditos por un monto de $8 mil millones en financiamiento rápido, como parte de un paquete de emergencia con el que pretenden apoyar en la reactivación económica de la región centroamericana.

"La mayor parte de este paquete está orientado a instituciones financieras, para que puedan seguir ofreciendo financiación comercial, apoyo al capital de trabajo y financiación a empresas privadas que luchan contra perturbaciones en las cadenas de suministro", dijo a La Prensa Gráfica la recién nombrada gerente regional de IFC para Centroamérica, Sanaa Abouzaid.

 “La mayor parte de este paquete está orientado a instituciones financieras, para que puedan seguir ofreciendo financiación comercial, apoyo al capital de trabajo y financiación a empresas privadas”.

La IFC, a nivel global, está dedicada exclusivamente al sector privado en mercados emergentes. Proveen financiamiento o asistencia técnica y a ciudades (municipios) en los países en desarrollo para implementar iniciativas y proyectos que tengan impacto en la reducción de la pobreza y en crear prosperidad compartida.

Abouzaid enfatizó que "el paquete de emergencia tiene una incidencia importante en pequeñas y medianas empresas involucradas en las cadenas globales de suministro" y confirmó que hay varios bancos en Centroamérica "con quienes estamos en conversaciones para que sean parte de este paquete de financiación y en las próximas semanas se irán confirmando las inversiones otorgadas", dijo.

Sanaa Abouzaid, gerente regional de IFC para Centroamérica

El último informe del Banco Mundial "Perspectivas económicas mundiales", revela que el coronavirus ha hundido la economía en la que sería la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, lo que plantea retos complejos a nivel global.

Datos del reporte indican una contracción promedio para Centroamérica del -3.6 % del crecimiento económico para 2020, "debido a las restricciones en la circulación, la merma de las remesas y del turismo, y la caída de los precios agrícolas"; mientras que en términos de pobreza, estiman un aumento de ocho puntos porcentuales, al pasar de un 35 % en 2019 a un 43 % en 2020, para sumar 4 millones de pobres al istmo.

“Esta pandemia ha dejado en evidencia el rol que juegan las Pymes en nuestras economías, emplean al 80 % de los trabajadores en la región, con lo que apoyar a pequeñas y medianas empresas será primordial”.

Además, hay impactos -directos e indirectos- que afectarán a los trabajadores, lo que significa que alrededor de la mitad de la fuerza laboral de los seis países va a verse afectada, para un total de 9 millones de empleados que probablemente van a perder su trabajo o gran parte de sus ingresos.

"Quiero destacar el Programa Global para el Financiamiento del Comercio (GTFP), que ha sido uno de los principales componentes de esta respuesta, no solo a nivel global, sino que ha tenido una incidencia importante en Centroamérica. Entre marzo y junio, IFC ha facilitado casi $400 millones a través de bancos centroamericanos para que puedan proveer financiamiento a empresas que importan y exportan productos agrícolas y de salud críticos para la región", dijo Abouzaid.

Inclusión financiera

Abouzaid señala que el papel de la empresa privada en la recuperación económica es "primordial" y señala que "las crisis pasadas nos han enseñado que apoyar al sector privado es lo más importante para acortar el tiempo de la recuperación" mediante inversiones en la banca para que puedan seguir financiando el comercio, las exportaciones e importaciones, a pequeñas empresas en cadenas de suministros, en capital de trabajo para preservar empleos, entre otros.

"Esta pandemia ha dejado en evidencia el rol que juegan las pymes en nuestras economías, emplean al 80 % de los trabajadores en la región, con lo que apoyar a pequeñas y medianas empresas será primordial" enfatizó la representante de IFC para Centroamérica.


Sanaa Abouzaid, gerente regional de IFC para Centroamérica

Nombrada en el cargo de la Corporación Financiera Internacional en junio, la institución que forma parte del Grupo Banco Mundial.

De nacionalidad marroquí y con 17 años de carrera en IFC, fue nombrada  para administrar las operaciones de la Corporación en Centroamérica (con sede en Panamá) y entre sus objetivos está fortalecer los sistemas financieros de los países de la región,  expandir el acceso financiero para pequeñas y medianas empresas y mujeres emprendedoras, entre otros.

“Existe una brecha muy grande en este ámbito, sobre todo para pequeñas y medianas empresas (pymes), y para mujeres empresarias. Por tanto, buscamos trabajar con bancos y otras instituciones financieras para brindar inversión y asistencia técnica”, dice.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines