Economía

Costa Rica: Bancos enfrentan la mayor exposición de deterioro crediticio por el coronavirus

En la banca pública el 14% de los préstamos son de alto riesgo y en las entidades privadas es el 10%, según datos de Sugef.

Los datos sobre exposición crediticia a la covid-19 muestran que aún hay un riesgo relevante de afectación en el sistema financiero costarricense. | Foto: Mayela López.

La banca pública y privada son las entidades financieras que poseen el mayor riesgo afectación a raíz de los efectos provocados por la pandemia de la covid-19 en la economía de Costa Rica.

En el Banco Nacional, de Costa Rica y Popular, el 14% de la cartera crediticia, que equivale a ¢1,5 billones, fue catalogada de “Riesgo alto viable“, es decir que solo con readecuaciones, serían recuperables.

En el caso de la banca privada (11 entidades), el 10% del saldo colocado, o sea ¢821.000 millones, entraban en dicha categoría.

Así se desprende de la información, con corte a octubre del 2020, sobre riesgo de exposición asociado al coronavirus suministrada por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) a La Nación.

La Superintendencia solicitó, desde julio del año pasado, a todas las instituciones bajo su supervisión efectuar una clasificación del saldo del dinero prestado a los clientes, según el tipo de afectación de la pandemia.

La información se remite mensualmente y es el termómetro usado por la Sugef para conocer la salud de la cartera crediticia de todas las entidades financieras.

En el análisis de operación por operación, las entidades calificaron la cartera de acuerdo a los niveles de riesgo que perciben. El Riesgo alto viable es que el crédito, posiblemente bajo ciertas condiciones, pueda ser sujeto de recuperación”, explicó Rocío Aguilar, jerarca de la Superintendencia.

Bernardo Alfaro, gerente del Banco Nacional, comentó muchas de las prórrogas brindadas a clientes se vencen entre diciembre anterior y enero de este año.

“Para los clientes de riesgo alto viable hicimos varios escenarios. Por ejemplo si una porción importante terminan siendo no viables, si terminan en una categoría crediticia muy mala como la ‘D’, o qué pasa si viene el repunte económico. En todos los escenarios, el Banco no tendrá problemas”, aseguró Alfaro.

El funcionario dijo que los clientes en categoría de “Riesgo alto viable“ son 26.300.

El banquero destacó que la salud real de las carteras de crédito de todas las entidades financieras se empezará a reflejar, con exactitud hasta marzo próximo.

La razón se debe a que, desde diciembre anterior, la Sugef ordenó a los bancos, cooperativas, mutuales y financieras comenzar a reflejar la calidad real de pago de cada cliente.

Pero para que una operación caiga en mora y sea enviada a cobro judicial debe tener un atraso en el pago de tres meses, los cuales se cumplirán a partir de marzo.

Hasta octubre pasado, en los bancos públicos el 6% del dinero prestado a empresas y familias, un total de ¢548.000 millones, fue catalogado como no viable pues se considera que no se podrá recuperar.

En la banca privada fue el 5% del monto total financiado a deudores, o sea ¢396.000 millones, muestran los datos de la Sugef.

En el caso del resto de entidades, en las cooperativas y financieras el 7% del saldo de crédito total, para cada segmento, fue catalogado como de “Riesgo alto viable”.

En el caso de las cooperativas de ahorro y crédito dicho porcentaje representó ¢189.819 millones hasta octubre anterior.

En tanto en las financieras fueron casi ¢19.000 millones, según los datos de Sugef.

En tanto, en las mutuales y Caja de Ande el porcentaje ascendió al 3%, lo cual significó ¢58.000 millones.

La información recopilada por la Superintendencia se detalla que en la mayoría del crédito otorgado en el país hay un riesgo bajo de afectación por la pandemia de la covid-19.

  • Apoyo a deudores

Para apoyar a los deudores con más posibilidad de superar la crisis, el Banco Central de Costa Rica otorgó ¢575.267 millones a 22 entidades financieras en condiciones blandas de tasa de interés.

De dicho monto, un total de ¢312.823 millones se utilizará para efectuar readecuaciones de condiciones crediticias.

El Banco Nacional será al que más recursos se destinará, pues usará ¢128.293 millones en atender a 3.100 clientes, en su mayoría empresas turísticas y de transporte público.

El Gerente de la entidad explicó que el dinero otorgado por el Central permitirá reducirle entre 10% y 15% la cuota mensual de los préstamos a este grupo de deudores.

Al BAC Credomatic se le asignaron ¢88.919 millones los cuales se destinarán a readecuaciones de préstamos.

El Banco de Costa Rica recibió la autorización de uso de ¢80.470 millones. De dicho monto, ¢44.492 millones se destinarán a nuevos créditos, ¢21.849 millones a readecuaciones, ¢10.089 millones a refinanciamientos y ¢4.040 millones a la colonización de préstamos, según el plan aprobado por el Banco Central.

Por su parte, el Banco Popular recibirá ¢77.892 millones de los que destinará ¢72.892 millones a refinanciamiento de operaciones y ¢5.000 millones en nuevos préstamos.

Los datos sobre exposición crediticia a la covid-19 muestran que aún hay un riesgo relevante de afectación en el sistema financiero costarricense. Foto: Mayela López.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines