Economía

Costa Rica apunta a acuerdo con FMI y reducción presupuestaria ante crisis

 Negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la aprobación de créditos y una reducción presupuestaria son las apuestas del Gobierno de Costa Rica para enfrentar la crisis económica que está causando la pandemia de la covid-19, y que este lunes han sido el blanco de críticas de diversos sectores.

La propuesta del Ejecutivo, anunciada la noche del domingo por el presidente Carlos Alvarado, urge al Congreso la aprobación de varios créditos, en especial uno de 504 millones de dólares del FMI para luego abrir una negociación con ese organismo en la búsqueda de un acuerdo "Stand-By Arrangement", de cuyas características no se precisaron detalles.

El Gobierno se limitó a decir que ese acuerdo tiene como fin la estabilidad económica y la preservación del Estado Social de Derecho y que en la negociación participarán actores políticos como los diputados y líderes de distintos partidos.

Otro punto de la propuesta económica es un presupuesto extraordinario que será presentado al Congreso este lunes y que incluye una reducción de gasto equivalente al 1 % del Producto Interno Bruto (PIB).

El recorte no tocará los programas sociales y preservará las grandes inversiones, según el Gobierno.

CRÍTICAS DE TODOS LOS SECTORES

Las propuestas del Ejecutivo han recibido este lunes críticas de la oposición política, de los sindicatos y del sector empresarial, que las consideran poco efectivas y sin un rumbo claro.

"Nos quedó debiendo porque no explica cómo ejecutará esas ideas y los responsables y los plazos para poder salir de la crisis de inversión, de producción y de empleo que enfrentamos", declaró el presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), Álvaro Sáenz.

El empresario dijo que "falta un sacrificio importante del Estado" y que su sector esperaba un recorte mayor del presupuesto.

Por su parte, la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), el principal sindicato del país, ha acusado al Gobierno de "neoliberal" y de preparar "un nuevo ataque al empleo público" con reducciones salariales.

Criticó que en la propuesta del Gobierno no existen medidas para que los ricos paguen más impuestos, ni para atacar la evasión y que es "ilógico" solicitar un préstamo al FMI cuando el Banco Central cuenta con reservas internacionales.

La ANEP afirmó que el presidente Alvarado "ocultó el contenido de la negociación con el FMI", que el recorte presupuestario anunciado es "suicida" y que existe un "desprecio total" por las propuestas sindicales, independientes y académicas para enfrentar la crisis.

"La carga de la crisis la continuará llevando la gente más pobre, la empobrecida recientemente y la más que golpeada clase media", aseguró el sindicato.

Partidos de oposición también han lanzado críticas a la propuesta gubernamental a la que han señalado de nada novedosa y poco efectiva.

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana, Pablo Abarca, criticó que el 85 % de la propuesta recae en el Legislativo y que no existe una propuesta clara para reactivar el sector productivo ni un recorte real y sustancioso del gasto.

El bloque de diputados independientes Nueva República (conservador, evangélico) señaló que si no hay un recorte mayor del gasto y una restructuración del Estado "la reactivación económica nunca llegará".

LA CRISIS GOLPEA

Costa Rica atraviesa la segunda ola pandémica de covid-19 con cifras récord de contagios, hospitalizaciones y muertes durante las últimas dos semanas, lo que ha obligado a las autoridades a retroceder en el plan de reapertura de actividades económicas.

Las proyecciones oficiales indican que el país cerrará el 2020 con una caída del 3,6 % en su economía y un déficit fiscal cercano al 9 % del PIB.

El Banco Central indicó en su informe más reciente que en mayo pasado la contracción interanual en el Índice de Actividad Económica llegó al 7,5 % y que hubo tasas de variación negativa en la mayoría de las actividades como consecuencia de las medidas restrictivas para enfrentar la pandemia.

Por otra pare, el desempleo en Costa Rica alcanzó el 15,7 % entre febrero y abril de 2020, lo que supone un incremento de 4,4 puntos porcentuales en comparación al mismo trimestre del año pasado, y se prevé que la cifra puede ser peor en los siguientes meses. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines