Economía

Costa Rica registró déficit fiscal del 1.03% del PIB en primer bimestre 2019

Costa Rica registró déficit fiscal del 1.03% del PIB en primer bimestre 2019

Costa Rica registró déficit fiscal del 1.03% del PIB en primer bimestre 2019

Costa Rica registró en el primer bimestre de 2019 un déficit fiscal del 1,03 % del producto interno bruto (PIB), levemente superior al 1 % que se contabilizó en el mismo periodo de 2018, informó este lunes el Ministerio de Hacienda.

Los datos oficiales indican que el déficit fiscal durante el primer bimestre del año fue de un total de 387.022 millones de colones, equivalentes a unos 645 millones de dólares.

Los ingresos totales representaron el 2,13 % del PIB, mientras que los gastos totales un 3,16 % del PIB.

"Cerramos el segundo mes del año con un déficit primario de 0,71 % del PIB y con un déficit financiero de 1,03 %, muy similares a los de febrero del año pasado", manifestó la ministra costarricense de Hacienda, Rocío Aguilar.

El pago de intereses continúa siendo para las autoridades costarricenses la carga más importante dentro del gasto (0,33 % del PIB), por lo cual insisten en una propuesta de ley, conocida como eurobonos, para buscar financiación en mercados internacionales con el fin de mejorar las condiciones, alargar los plazos de vencimiento y bajar el costo de financiación.

La iniciativa consiste en la emisión de deuda por 6.000 millones de dólares para colocar en mercados internacionales en un plazo de seis años.

"Tenemos la necesidad, pero también la oportunidad de hacerlo ahora que estamos recuperando la confianza de los inversionistas, tanto dentro como fuera del país, y la aprobación del proyecto de eurobonos en la Asamblea Legislativa es la opción más viable en este momento", destacó Aguilar.

Costa Rica cerró el año 2018 con un déficit fiscal del 6 por ciento del PIB, menor al 6,17 por ciento que registró en 2017.

Para 2019, el Banco Central proyecta que el déficit fiscal será del 6,2 por ciento del PIB.

En diciembre pasado, el Congreso aprobó una reforma tributaria que se irá implementando paulatinamente a partir de 2019 y que según el Banco Central reduciría el déficit en 3,7 puntos del PIB al año 2022, y su impacto sería mayor en los años siguientes.

Con la reforma, la deuda alcanzaría su punto máximo hacia el año 2023 en alrededor del 65 por ciento del PIB para comenzar a decrecer a partir de 2024, de acuerdo con las proyecciones del Banco Central.

La reforma tributaria tiene como iniciativa estrella la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento en uno de valor agregado (IVA) de la misma tasa, que gravará más productos y servicios.

De manera diferenciada, el IVA grava con un 1 por ciento los productos de la canasta básica, con un 2 por ciento los medicamentos y con 4 por ciento los servicios de salud privada.

El plan fiscal también incluye cambios en el impuesto sobre la renta y medidas para reducir el gasto público, como por ejemplo la disminución de pluses salariales y una regla fiscal. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines