Economía

Costa Rica venderá banco y tomará superávit de entidades para bajar déficit

El Gobierno de Costa Rica anunció este lunes que tomará el superávit de varias instituciones públicas y venderá la Fábrica Nacional de Licores y el Banco Internacional de Costa Rica, con el objetivo de reducir el déficit fiscal.
 

El ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, en una comparecencia ante el Congreso indicó que estas medidas buscan consolidar las finanzas públicas e impulsar el crecimiento sin tocar el bolsillo de los costarricenses con más impuestos ni reducir los servicios públicos.

"El Gobierno propone un plan integral para empezar un círculo virtuoso de las finanzas públicas, mucho más sanas, para generar mejor calidad del gasto público; más confianza de los consumidores e inversionistas, mayor crecimiento económico y más empleo", expresó Chaves.

La iniciativa incluye un programa de consolidación fiscal basado en cuatro ejes: reducción de la evasión fiscal, reducción del gasto público, reemplazo de deuda cara y hacer pagos extraordinarios a la deuda.

Como parte de la estrategia, las autoridades presentaron un proyecto de ley para frenar el crecimiento de la deuda estatal mediante el uso de 226.145 millones de colones (unos 390 millones de dólares) del superávit de instituciones autónomas, fondos y dependencias al Ministerio de Hacienda, lo que representa un 0,62 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Además, se prevé la venta o concesión de la operación de la estatal Fábrica Nacional de Licores (FANAL) que implicaría un ahorro de 0,03 % del PIB.

La propuesta también incluye la venta del Banco Internacional de Costa Rica (BICSA), propiedad de bancos públicos de Costa Rica, que no tiene empleados ni operaciones y que permitiría economizar un 0,04 % del PIB

“Ya Costa Rica viene recogiendo los frutos de la ley 9.635 (reforma tributaria aprobada en diciembre de 2018) con mejoras en la recaudación, acciones directas contra la evasión fiscal y control del gasto público", resaltó el ministro.

El funcionario destacó que las nuevas medidas anunciadas este lunes "no piden más al ciudadano (en impuestos), el Estado se disciplina para hacer mejor gestión y dar certeza al sector privado de que Costa Rica es un país confiable donde invertir”.

Otras medidas anunciadas son una mejora en la plataforma tecnológica del Ministerio de Hacienda, desarrollado gracias a un préstamo del Banco Mundial por 160 millones de dólares que facilitará la interacción de los contribuyentes con el Ministerio de Hacienda y mejorará la recaudación tributaria.

El Gobierno también impulsa la aprobación de 4.500 millones de dólares en bonos para sustituir deuda cara por deuda barata. Acción que permitiría reducir el pago de intereses en 36.000 millones de colones (0,10 % del PIB) por año.

Costa Rica cerró el 2019 con un déficit fiscal de 6,96 %, la cifra más alta de los últimos años y que superó en un punto porcentual a la del 2018.

Según cifras oficiales, el pago de intereses se incrementó del 3,52 % del PIB en 2018 al 4,18 %, y la deuda alcanzó el 58,5 % del PIB al cierre del año. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines