Economía

Crece la elaboración de hilos sintéticos en El Salvador

Círculo virtuoso.  Para fabricar un calcetín se utiliza el plástico reciclado de una botella de PET de un litro y para producir una camisa de punto se utiliza de 12 a 15 botellas PET. Estas son recicladas en Estados Unidos.

Círculo virtuoso. Para fabricar un calcetín se utiliza el plástico reciclado de una botella de PET de un litro y para producir una camisa de punto se utiliza de 12 a 15 botellas PET. Estas son recicladas en Estados Unidos.

Cuando la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, recibió la condecoración por parte de la Asamblea Legislativa, dijo en su discurso que ese día llevaba dos cosas que siempre tiene colgadas en su oficina: un llavero de la diseñadora Lula Mena y un calcetín. El calcetín era un producto de la empresa estadounidense Unifi, que recicla botellas plásticas y las transforma en hilo.

"Este hilo se usa en ropa deportiva de alta gama, para grandes empresas como Patagonia y Haggar. Y se hace aquí en El Salvador. Para mí, este calcetín representa el futuro. Representa que es posible modernizar una industria tradicional. Representa lo que es posible cuando se utiliza la tecnología para enfrentar uno de los retos más grandes de nuestra generación: el plástico", dijo Manes.

En efecto, Unifi Centroamérica opera en la zona franca American Industrial Park desde 2010, atraída por las ventajas que ofrecía el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (CAFTA) y las facilidades logísticas que ofrecía el país.

En sus plantas en Carolina del Norte se reciben los contenedores con pacas de botellas de plástico y ahí se realiza un proceso de reconversión a materia prima (hilo preorientado) que se importa a El Salvador para la elaboración del hilo sintético o de poliéster que es usado para hacer camisetas, gorras, calcetines, pantalones, asientos de carros, zapatos, muebles, edredones, guantes, entre otros.

A la fecha se estima que Unifi ha reciclado 16.1 billones de botellas de plástico.

Jorge Salazar, gerente general de Unifi Centroamérica, explica que en un comienzo se utilizaba poliéster virgen para elaborar los diferentes tipos de hilo en cuatro máquinas texturizadoras que dan cuerpo y propiedades al hilo.

Conforme fue avanzando el tiempo y la demanda del mercado iba creciendo, se fueron añadiendo líneas de producción hasta que en 2016 se llegó a las 18 máquinas texturizadoras automatizadas que tienen a la fecha.

La capacidad de producción de la planta es 2.5 millones de libras mensuales de unos 100 tipos de hilo (por las diferentes combinaciones). La totalidad se exporta a Estados Unidos y cuenta con 180 colaboradores.

En el año fiscal que inició en junio de 2018, la compañía ha invertido unos $600,000 destinado a equipo para dar estabilidad al flujo de energía eléctrica en la operación y para verificar la calidad de los productos.

Ecológicos

Salazar afirma que el uso de hilo virgen ha ido disminuyendo debido a que las marcas van incluyendo en su portafolio productos más ecológicos.

Actualmente, utilizan un 40 % de materia prima reciclada y 60 % de materia de resina plástica virgen, explica Patricia Argueta, gerente de la planta. La intención es llegar a un 75 % de materia reciclada y el resto virgen en un lapso de unos cuatro años.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines