Economía

Cunde la alarma ante nueva política salarial de Amazon

Cunde la alarma ante nueva política salarial de Amazon

Cunde la alarma ante nueva política salarial de Amazon

 Los planes de Amazon de pagar un sueldo mínimo de 15 dólares la hora están causando alarma en la pequeña empresa, incluso en los negocios minoristas que no son competencia directa de ese gigantesco conglomerado.

“Amazon está forzando a muchos empresarios a aumentar las compensaciones” a los empleados, expresó Gene Marks, propietario de The Marks Group, una firma consultora especializada en la pequeña empresa de Bala Cynwyd, Pensilvania.

Pequeñas empresas cercanas a las decenas de centros de distribución de mercancías de Amazon se disputan personal con esa firma y la competencia será mayor todavía durante la temporada navideña, en que Amazon contrata 100.000 personas temporalmente para empaquetar y despachar mercancías.

Amazon “está haciendo lo que tiene que hacer para conseguir los empleados”, dijo Marks.

La empresa, que llegó a valuarse en 2 billones de dólares el mes pasado, tiene otras razones para fijar el aumento: contentar a los políticos que vienen exigiendo una mejora en las condiciones laborales de sus empleados.

Una economía sólida y una fuerza laboral cada vez más reducida hacen que cueste encontrar empleados en muchos sectores, incluidos el de las grandes cadenas de tiendas, restaurantes de comidas rápidas y las pequeñas empresas. Algunos están mejorando los sueldos. Pero a la pequeña empresa le cuesta más absorber esos aumentos porque no tienen un flujo constante de ingresos altos como una firma del calibre de Amazon.

Pequeñas empresas que venden a través de Amazon, por otra parte, esperan que les aumenten las tarifas para ayudar a costear los incrementos salariales.

Consultores de pequeñas empresas dicen que hay formas de atenuar el impacto.

Tres cosas que pueden hacer las pequeñas empresas ante el aumento salarial de Amazon:

APROVECHAR SU VENTAJA CUANDO CONTRATAN PERSONAL

Las pequeñas empresas pueden ser más flexibles que las compañías grandes. Tal vez no puedan equiparar el aumento de Amazon, pero tienen a su disposición otros incentivos.

Por ejemplo, pueden decirle al potencial empleado “nos va a costar llegar a los 15 dólares (por hora), pero, ¿qué otras cosas podemos ofrecerle?”, expresó Brent Leary, cofundador de la consultora CRM Essentials.

A la pequeña empresa puede resultarle más fácil acomodar los horarios de sus empleados, el transporte y ofrecer otros incentivos que compensen en parte los salarios más bajos. Las firmas que contratan veinteañeros y treintañeros saben que estos prefieren más beneficios a un sueldo más alto.

Las pequeñas empresas son mejores que las grandes a la hora de capacitar y ayudar a madurar a los empleados jóvenes, incluso si son contratados por poco tiempo.

“Si ofreces el tipo de experiencia que ellos quieren, se hace mucho más fácil encontrar gente”, dice Leary.

LOS PRECIOS MÁS ALTOS NO NECESARIAMENTE VAN A ESPANTAR AL CLIENTE

Las pequeñas empresas a menudo deben cubrir el costo de competir con Amazon o de vender a través de su portal subiendo sus precios. Odian hacerlo, pero deberían comprender que la gente está más dispuesta que antes a pagar más por un producto ahora que la economía está sólida, señaló Marks.

Además, “si tú aumentas los precios, la competencia probablemente también lo haga”, indicó.

Otra ventaja que tienen los negocios pequeños sobre Amazon es que esta última “no siempre tiene un servicio personalizado”, de acuerdo con John Lawson, consultor de márketing online.

Lawson dijo asimismo que cada vez más gente ordena online y recoge la mercancía en un negocio, y recomendó a los negocios pequeños que ofrezcan el mismo servicio siempre que sea posible.

QUIENES VENDEN A TRAVÉS DE AMAZON SABEN QUE DEBERÁN AYUDAR A COSTEAR LOS AUMENTOS

GoVacuum.com, firma de Cantilly, Virginia, que vende a través de Amazon y de su propio portal, cree que las tarifas que paga a la empresa por recibir órdenes, empacar y despachar un producto aumentarán como consecuencia del incremento salarial. El vicepresidente de GoVacuum.com Justin Haver, no obstante, dice que el incremento es lógico.

“La realidad es que vender online y administrar un negocio obliga a la gente a adaptarse a las tendencias y las oportunidades” que se presentan, manifestó Haver.

Muchos empresarios tratan de reducir costos por otros lados, tal vez con proveedores más baratos o costos de envío más bajos.

Pero Lawson, cuya firma vende aspiradores y repuestos, dice que vender mercancías es costoso, sin importar el tipo de negocio ni la forma de distribución y entrega que se emplee.

“Después de todos estos años, te terminas acostumbrando”, declaró. “Si no es Amazon, es el servicio de correos. Todos los años se hace más costoso seguir operando y a la larga el que paga es el consumidor”.

Lee también

Comentarios