Economía

DBRS mejora calificación del portugués Novo Banco pero sigue en "bono basura"

DBRS mejora calificación del portugués Novo Banco pero sigue en

DBRS mejora calificación del portugués Novo Banco pero sigue en "bono basura"

 La agencia de notación financiera DBRS mejoró hoy la calificación del portugués Novo Banco en un escalón, de CCC a B, aunque todavía está a dos niveles de abandonar el llamado "bono basura". La agencia canadiense explicó en un comunicado que la subida se debe al capital "reforzado" de la entidad lusa y la "mejoría" en la capacidad de financiación y en la posición de liquidez, así como la reducción de préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés). Sin embargo, alertó de que Novo Banco tiene todavía "retos" a superar, especialmente en la "calidad de activos" y la "rentabilidad", aspectos que lo hacen "débil" en comparación con otros bancos europeos. El pasado 28 de marzo, la entidad financiera solicitó una inyección de capital de 791,7 millones de euros que tendrá que aportar el Fondo de Resolución, el organismo público a través del cual el Estado portugués posee el 25 % del capital. De esos casi 792 millones, un máximo de 450 llegarán a través de un préstamo del Estado portugués al Fondo de Resolución, que está financiado con aportaciones del resto de bancos portugueses. Este mecanismo es activado cuando el valor de esos activos baja de un determinado nivel o cuando los ratios del banco se puedan ver afectados. Para DBRS, la nueva financiación será beneficiosa para Novo Banco: "El banco está en una mejor posición para acelerar la limpieza de su balance, reducir las NPL, mejorar su eficiencia y reforzar su posición de franquicia en Portugal", añadió. El Novo Banco fue creado en agosto de 2014 con los activos "saludables" del intervenido Banco Espírito Santo (BES) y, en el momento de su nacimiento, fue recapitalizado con un crédito público de 3.900 millones y otros 1.000 millones procedentes del resto de entidades portuguesas. El año pasado, el 75 % de la entidad fue vendida al fondo estadounidense Lone Star y el 25 % quedó en manos del Fondo de Resolución, organismo que gestiona el Banco de Portugal.

Lee también

Comentarios