Loading...
Economía

Disminuye el refinanciamiento de deuda pública salvadoreña

De $20 millones en Letras del Tesoro que se subastaron el pasado martes 6, solamente se logró hacer el “rollover” de $11.6 millones.

Crecimiento. Comparado al año pasado, la cifra de la deuda pública de corto plazo se ha incrementado un 18 %.

En la primera subasta de Letras del Tesoro (LETES) que llevó a cabo este mes el Ministerio de Hacienda solamente logró hacer un refinanciamiento del 58 %, uno de los niveles más bajos registrados hasta la fecha.   

El pasado martes 6 de abril, se realizó la subasta pública del 9.º tramo por un monto de $20 millones de LETES en la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES).

De estos, solamente se hizo el refinanciamiento o “rollover” de $11.6 millones en dos plazos (354 y 239 días) y entre únicamente dos compradores.

Las LETES junto con los Certificados del Tesoro (CETES) son deuda pública de corto plazo, es decir, que se debe pagar en menos de un año.

En el caso de los LETES, lo que se hace, regularmente, es que llegado el día de vencimiento, Hacienda hace una nueva subasta para cubrir ese préstamo. Sin embargo, si no logra colocar la totalidad, debe pagar a los compradores, que en su mayoría se trata de entidades bancarias, aseguradoras y Administradoras de Fondos de Pensiones.  

Ya en ocasiones anteriores, diversos expertos han explicado a LA PRENSA GRÁFICA que, como consecuencia de este menor refinanciamiento, la caja fiscal se ve más presionada pues debe hacer frente a cumplimientos que no estaban programados.

En enero y marzo de este año, se llevaron a cabo varias subastas en diferentes tramos en el mercado de valores locales por fuertes sumas. En enero fueron $335.5 millones y en marzo $445 millones y, a pesar de los altos montos, se logró refinanciar poco más del 80 % de dichos montos.

“Se ve un agotamiento del mercado y refinanciar es un gran reto para el Gobierno salvadoreño este año, ya no hablemos si lo quiere incrementar para tenerlo como fuente de financiamiento interno”, ha dicho Luis Membreño, presidente de Membreño Consulting.

Crecimiento

En teoría, estos instrumentos de deuda deben ser empleados por la administración pública para hacer frente a contingencias específicas o cubrir alguna necesidad presupuestaria.

Sin embargo, en los últimos años, han experimentado un fuerte crecimiento. A enero de este año, la deuda del Gobierno a corto plazo (entre LETES y CETES) era de $2,483 millones, según datos del portal de Transparencia Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Esta cifra equivale al 10 % del total de la deuda del Sector Público No  Financiero (SPNF) incluyendo las obligaciones de pensiones.

Comparado con enero del año pasado (cuando eran $2,099 millones), la cifra de la deuda de corto plazo se ha incrementado un 18 %.

“El hecho que el crecimiento de la deuda interna sea mayor refleja que el acceso al financiamiento internacional está casi cerrado por las decisiones del Gobierno, particularmente en términos de apoyo presupuestario y por ello debe recurrir a un aumento de LETES y CETES”, ha explicado Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

Para el resto del año están programadas varias subastas, siendo entre agosto y octubre el período con los montos más fuertes. Habrá que esperar cómo reacciona el mercado a la oferta.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines