Loading...
Economía

EUA dará $331 millones para seguridad alimentaria

USAID informó que la contribución se destinará a los países del norte de Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Honduras.

Aporte.  EUA anunció la ayuda millonaria a países del Triángulo Norte centroamericano durante la Cumbre del las Américas.

Aporte. EUA anunció la ayuda millonaria a países del Triángulo Norte centroamericano durante la Cumbre del las Américas.

El Gobierno de Estados Unidos anunció que destinará ayuda humanitaria por un monto de $331 millones a países de Centroamérica, especialmente del Triángulo Norte.

La información sobre la ayuda fue emitida por la administradora de la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), Samantha Power, en el marco de la IX Cumbre de las Américas, donde delegaciones de los diferentes países participaron en el foro "La crisis alimentaria global y las Américas", donde se abordó el peligro de la inseguridad alimentaria en la región.

Power precisó que la contribución alimentaria será para los países del norte centroamericano, El Salvador, Guatemala y Honduras, donde "millones enfrentan inseguridad alimentaria", afirmó la funcionaria estadounidense.

"Con la invasión de Rusi, fueron removidas unas 27 millones de toneladas de trigo, maíz y cebada del mercado mundial de alimentos. Solo este año, hasta 40 millones de personas en el mundo pueden ser empujadas a la pobreza y el hambre por la guerra", afirmó Power.

El informe Panorama Regional de Seguridad Alimentaria Nutricional 2021, presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), señaló que entre los periodos 2017-2019 y 2018-2020, en el contexto de la pandemia de covid-19, Guatemala, Honduras y El Salvador experimentaron los mayores aumentos en inseguridad alimentaria moderada o grave. En los tres países, la prevalencia creció en más de cuatro puntos porcentuales. En el caso de El Salvador, la tasa de inseguridad alimentaria moderada o grave llegó al 47.1 %, en Guatemala fue de 49.7 % y en Honduras de 45.6 %.

El reporte detalla que la inseguridad alimentaria moderada o grave pasó en El Salvador de 42.2 % en el periodo 2017-2019 a 47.1 % en 2018-2020, 4.9 puntos más. Esto implica, según la FAO, que en el último periodo tres millones de salvadoreños no tuvieron un "acceso regular a suficientes alimentos nutritivos para un crecimiento y desarrollo normales, que puede deberse a la falta de disponibilidad de alimentos y/o a la falta de recursos para obtenerlos".

La Asociación Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (CAMPO) afirmó recientemente que la soberanía y la inseguridad alimentaria están en riesgo, lo cual provocaría una baja de 29.5 %.

La gremial calcula que la cosecha será 8.4 millones de quintales menor en relación a los 28.6 millones de quintales de la anterior, debido a que el país producirá 20.2 millones de quintales de cereales, 15 millones de quintales de maíz, 2.2 millones de frijol y sorgo, y 760,000 de arroz.

La decisión de sembrar menos, según CAMPO, se debe al alza de los insumos agrícolas que se han registrado desde 2021. Por ejemplo, afirman que cultivar una manzana de maíz pasó de costar $425 a más de $800. "Habíamos estado con los productores y les planteábamos en muchas ocasiones que dejar de sembrar no era la alternativa, pero al final de cuentas no vemos la posición del Gobierno de querer apoyar al pequeño productor", manifestó Luis Treminio, presidente de CAMPO.

Efecto precios

La inflación en la canasta básica alimentaria salvadoreña ocurre en el contexto de una escalada en precios que afecta a nivel mundial, impulsada por el conflicto bélico en Europa del Este, los efectos económicos de la pandemia de covid-19 y el cambio climático, que han generado altos precios en materias primas y elevado el costo de los fletes.

Los incrementos están provocando que tres de cada 10 salvadoreños dejen de compartir alimentos y que las familias que tenían tres platos de comida, ahora puedan comer solos y así sucesivamente, de acuerdo con el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC).

Dichas estimaciones implican que los hogares están perdiendo la capacidad económica para obtener los recursos que necesitan, como los alimentos, bienes, servicios, entre otros.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines