Economía

Economía de Nicaragua decrecerá entre 7.3% y 10.9% en 2019, según ONG Funides

Economía de Nicaragua decrecerá entre 7.3% y 10.9% en 2019, según ONG Funides

Economía de Nicaragua decrecerá entre 7.3% y 10.9% en 2019, según ONG Funides

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua se contraerá entre un 7,3 por ciento a un 10,9 por ciento en 2019, según un informe divulgado este martes por la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Según el Funides, el riesgo país ha aumentado significativamente como consecuencia del estallido social que comenzó en abril del año pasado con unas protestas por unas fallidas reformas a la Seguridad Social.

"Y en la medida que la crisis se extienda, es probable que las agencias calificadoras de riesgo continuarán disminuyendo la calificación de Nicaragua, incrementando el costo del financiamiento y deteriorando el clima de negocios", observó esa ONG.

Asimismo, advirtió que las sanciones impuestas a Nicaragua por parte de Estados Unidos jugarán un rol clave en la dinámica de la actividad económica.

A fines de noviembre de 2018, el presidente estadounidense Donald Trump emitió una orden ejecutiva en la que declara a Nicaragua una "amenaza para la seguridad nacional" de su país.

Esa orden permite congelar activos y bienes a funcionarios nicaragüenses que identifiquen como cómplices de actos de corrupción y abusos graves contra los derechos humanos.

Los primeros funcionarios sancionados fueron la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, y Néstor Moncada Lau, asesor de seguridad nacional.

Al mismo tiempo, el Senado estadounidense aprobó el proyecto de Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua, conocida como Nica Act, que contempla restricciones a los préstamos otorgados a Managua por instituciones financieras internacionales donde Estados Unidos tiene voto, exceptuando el financiamiento a proyectos que promueven la democracia y las necesidades básicas de los nicaragüenses.

"Con la aprobación de ambas sanciones, se estiman tasas de crecimiento de -7,3 % y -10,9 % en 2019, y una tasa de inflación de 7,2 %", señaló el Funides.

Según esa ONG, esas sanciones tendrían un efecto indirecto en el crecimiento económico porque causarían incertidumbre en los agentes económicos.
Entre otros, podría causar menores flujos de inversión que afectaría en especial al sector construcción y a su vez el empleo y el consumo.
También la afectación se extendería al turismo, habría contracción de la industria manufacturera, aceleración de la salida de los depósitos de la banca, y reducción o bloqueo de las líneas de asistencia financiera internacionales para la banca local.

Asimismo, la implementación de reformas fiscales y de la seguridad social, "de carácter recaudatorio", acentuará la contracción económica del país, según el Funides.

Esa ONG explicó que esa proyección supone que el sistema financiero continúa deteriorándose, pero no entra en crisis.
Tampoco considera efectos de la aplicación de la Carta Democrática de la OEA a Nicaragua.

"Sin embargo, de continuar el ritmo de salida de los depósitos del sistema bancario, y consecuentemente de las reservas internacionales, el sistema financiero y el régimen cambiario no serán sostenibles en lo que resta de 2019", alertó.

Eso incrementaría la contracción económica esperada entre 4 y 8 puntos porcentuales para este año en la estimación de -10,9 por ciento, precisó.

También la incidencia de la pobreza aumentaría a un 40 por ciento de la población, agregó.

Nicaragua, que hasta abril del año pasado, cuando estalló la crisis social y política, era considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica, esperaba que su economía creciera entre un 4,5 por ciento y un 5 por ciento en 2018, sin embargo, el Banco Central bajó las perspectivas como resultado de la crisis.

Al final, la economía de Nicaragua se contrajo un 4 por ciento en 2018, tal como lo previó esa ONG y el FMI, según informó el lunes pasado el Gobierno.

El país sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Lee también

Comentarios