Economía

El FMI prevé una contracción de 5.7 % de la economía de Nicaragua en 2019

El Gobierno de Daniel Ortega había proyectado para este año un nuevo decrecimiento de -1,1 % y lo actualizó a un -3.5 %.

Foto: archivo

La economía nicaragüense se contraerá un 5,7 % en 2019, debido al deterioro de la confianza y a las sanciones internacionales, según un informe de una misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) divulgado este jueves por el Banco Central de Nicaragua.

La previsión inicial que había hecho el FMI era que el producto interno bruto (PIB) de Nicaragua se iba a contraer un 5 % este año.
"En 2019, se proyecta que la economía se contraiga en 5,7 %. Dicha contracción se debe al deterioro de la confianza y a las sanciones internacionales, las cuales agravaron las restricciones de financiamiento y redujeron la inversión, el empleo, y los indicadores sociales", explicó la misión técnica del FMI en el informe.

Para el 2020, el FMI espera que el PIB se contraiga "más moderadamente" en un 1,2 %, "antes de recuperarse gradualmente a un nivel de bajo de crecimiento hacia el mediano plazo".

La economía nicaragüense se contrajo el 3,8 % en 2018, debido principalmente a la crisis sociopolítica que estalló en abril del año pasado, según el Banco Central.

El Gobierno de Daniel Ortega había proyectado para este año un nuevo decrecimiento de -1,1 % y lo actualizó a un -3,5 %.

La previsión para 2019 es de otra contracción de entre el 5,4 % y 6,8 %, según la no gubernamental Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), un centro de pensamiento independiente.

En el informe, el FMI proyecta una inflación de 6,4 % al final del 2019, superior al 3,9 % de 2018, "la cual refleja el efecto transitorio de las medidas tributarias adoptadas a inicios de este año".

Esa misión técnica del FMI concluyó la semana pasada una visita por Nicaragua para revisar el estado y las perspectivas económicas del país centroamericano que está inmerso en una grave crisis social, política y económica desde abril de 2018.

Esa delegación señaló que los disturbios sociales que estallaron en abril de 2018 y sus consecuencias "han causado una abrupta contracción económica".

Entre otros, observó que la crisis provocó un brusco debilitamiento de la confianza de los consumidores e inversionistas que dio como resultado una salida de depósitos bancarios y una disminución de la inversión privada.

También que el turismo, la construcción, y el comercio minorista han sido particularmente afectados.

Nicaragua será el único país de Centroamérica con saldo rojo por segundo año consecutivo y la segunda economía en América Latina y el Caribe que más decrecerá en 2019, superada únicamente por Venezuela, cuyo PIB, según las proyecciones del FMI, se contraerá un 25 %.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) coincidió con el FMI en que la incertidumbre y la tensión paralizan las decisiones económicas importantes en Nicaragua y previó que el PIB cerrará este año en recesión (-5 %).

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 651 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines