Economía

El PIB británico creció un 1.4 % en 2018, su ritmo más bajo desde 2012

El PIB británico creció un 1.4 % en 2018, su ritmo más bajo desde 2012

El PIB británico creció un 1.4 % en 2018, su ritmo más bajo desde 2012

 La economía del Reino Unido, la segunda mayor de Europa, registró en 2018 una expansión anual del 1,4%, cuatro décimas por debajo del crecimiento observado en 2017, lo que representa el dato más débil de actividad en el país británico desde 2012 y confirma el impacto de la incertidumbre sobre el 'Brexit' en el PIB cuando faltan menos de dos meses para la retirada de la UE, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

En el cuarto trimestre, el PIB del Reino Unido experimentó un crecimiento del 0,2% respecto a los tres meses anteriores, cuando la economía británica había experimentado una expansión del 0,6%. En comparación con el mismo trimestre de 2017, el crecimiento del Reino Unido fue del 1,3%.

"El crecimiento en el último trimestre vino conducido por los servicios profesionales, científicos y administrativos, mientras la producción y la construcción contribuyeron negativamente al crecimiento del PIB", explicó la oficina estadística del Reino Unido.

"Esta incertidumbre parece estar deslizándose también en la mentalidad del consumidor, cuya confianza se encuentra en el nivel más bajo desde 2013", señaló James Smith, analista de ING, advirtiendo de que si las personas van volviéndose más cautas sobre los riesgos para la seguridad en el empleo y sus finanzas personales a partir de marzo, sospecha que, como mínimo, los consumidores dejarán de lado compras de alto precio, favoreciendo el ahorro en su lugar.

"De este modo, estamos de acuerdo con el Banco de Inglaterra en su evaluación de que el crecimiento permanecerá cerca del 0,2% en el primer trimestre de 2019", añadió Smith, apuntando que, de este modo, una subida de los tipos de interés en Reino Unido en la primera mitad del año "parece muy improbable".

El Banco de Inglaterra advirtió la semana pasada de que la ralentización observada en la economía británica en el último tramo de 2018 y el arranque de 2019 "refleja principalmente la moderación de la actividad en el exterior y los mayores efectos de las incertidumbres del 'Brexit' a nivel doméstico".

De este modo, el instituto emisor británico rebajó sus proyecciones de crecimiento para el Reino Unido en los próximos años, hasta el 1,2% en 2019, frente al 1,7% previsto en noviembre, mientras que para 2020 anticipó un crecimiento del 1,5%, frente al 1,7%, y del 1,9% para 2021, dos décimas menos de lo proyectado hace apenas tres meses. 

Lee también

Comentarios