Economía

El Salvador: Financiamiento en riesgo por decisiones de Asamblea Legislativa

Bancos de inversión y calificadoras advierten que se afectaría la negociación del acuerdo con el FMI. Los precios de los bonos del país cayeron ayer entre 3 % y 7 %.

Cuestionado. La bancada oficialista y sus aliados  votaron el 1 de mayo para destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Cuestionado. La bancada oficialista y sus aliados votaron el 1 de mayo para destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Desde temprano en la mañana de ayer analistas, bancos de inversión y calificadoras empezaron a alertar sobre la situación política de El Salvador después que la Asamblea Legislativa, que recién tomo posesión el sábado 1.° de mayo, destituyera ese mismo día los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al Fiscal General.

Para ellos, esta decisión podría impactar la búsqueda de financiamiento del país incluyendo la negociación del acuerdo de Servicio Ampliado (SAF) con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El país negocia oficialmente desde marzo un acuerdo por $1,300 millones con el FMI para financiamiento de los déficits presupuestarios que incluiría, según se conoce, tema de ingresos, canje de deuda y transparencia.

El Salvador es uno de los países con mayor ratio de deuda pública sobre PIB de la región centroamericana (89.2 %) y es el que mayor desbalance fiscal tiene en sus cuenta, llegando a un déficit que supera el 10 % del PIB.

Solo el año pasado la deuda estatal subió más de $2,700 millones (15.6 % más que en 2019) y solo de intereses el país deberá pagar 20 % de los ingresos. Los organismos internacionales han advertido que esta situación fiscal es insostenible.

Para el economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), Ricardo Castaneda, este acuerdo con el FMI daba tranquilidad a los mercados internacionales y abría puertas con otras entidades multilaterales para más créditos.

Decisiones "internas"

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aseguraba ayer que ya había tenido llamadas con "varios personeros del BCIE, del Banco Mundial y del BID y aseguramos la continuidad de todas las operaciones... como dije, no ha sucedido nada que no sea normal en la vida política de un país... sigue siendo algo interno de El Salvador".

Pero parece que las decisiones "internas" podrían cerrar puertas. Dos senadores estadounidenses recalcaban que el financiamiento debe depender del respeto al estado de derecho.

"Instamos a la administración de (Joe) Biden que se comprometa a coordinar con el FMI y otras instituciones financieras internacionales para dejar claro que el apoyo financiero de los EUA hacia el gobierno de Bukele debe depender del respeto por la democracia, la independencia judicial y el imperio de la ley en el país", señalaban en una declaración conjunta los senadores Bob Menéndez, Presidente del Comité de Relaciones Exteriores en el Senado, y Patrick Leahy, Presidente del Comité de Asignaciones en el Senado.

Para el economista y expresidente del Banco Central, Carlos Acevedo, el país necesita del apoyo de Estados Unidos para mejorar su posición en las negociaciones con el FMI.

El banco de inversión Barclays señaló que el "aumento de las tensiones políticas socava las relaciones de Bukele con las instituciones financieras estadounidenses e internacionales, incluido el FMI, y profundiza nuestras preocupaciones sobre la posibilidad de un acuerdo con el Fondo, o al menos en su momento".

Impacto. Analistas estiman que decisiones de la Asamblea afectarían la negociación con el FMI y la búsqueda de más financiamiento con las multilaterales.

Barclays publicó una nota donde advierte que el gobierno está priorizando su agenda política en lugar de la económica. "Nosotros hemos mantenido una visión cautelosa sobre El Salvador y hemos visto las recientes elecciones legislativas como una potencial espada de doble filo que podría abrir la posibilidad de reformas, pero también podría implicar riesgos significativos para los mercados", detalla el informe.

La vicepresidenta de Moody's, Ariane Ortiz-Bollin quien es la responsable de la calificación soberana de El Salvador, detalló que ante estos acontecimientos y las preocupaciones expresadas por el gobierno de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los eventos, "puede apuntar a que El Salvador enfrentará dificultades para obtener suficiente financiamiento oficial y de manera oportuna. Esta situación agrega riesgos crediticios adicionales dadas las presiones de liquidez que enfrenta el soberano", dice.

La calificación de El Salvador por parte de Moody's en "altamente especulativa" con una nota de B3.

"Al inicio del año, el gobierno estimaba que requeriría financiamiento multilateral adicional al ya aprobado por aproximadamente $1,680 millones (6.4 % del PIB) para cubrir sus necesidades, monto que se encuentra en negociación actualmente para ser otorgado por varias organizaciones multilaterales a través de diversos créditos", agregó Ortiz-Bollin.

Precio de bonos cae

De no contar con financiamiento multilateral al país le tocará buscar en los mercados internacionales vía emisión de bonos, con deuda a corto plazo en el mercado interno, con tasas más caras. O hacer ajustes fiscales que implique recortes de fondos o más ingresos vía impuestos, porque para el economista Carlos Acevedo, la caja fiscal del país no da mucho más.

"Incluso con un acuerdo con el FMI necesita hacer más... en el momento que el gobierno no tenga para pagar salarios a empleados públicos, ¿qué va a hacer? o cuando no tenga para pagar servicio de la deuda y caiga en default", explicó.

En el caso de buscar más deuda, esta sería más cara. Ayer los precios de los bonos caían entre un 3 % y un 7 % al cierre de la jornada. Precios más bajos, implican mayor riesgo, mayor riesgo significa una tasa de interés más alta, tal como ocurrió el año pasado cuando el país tuvo que pagar 9.5 % a 32 años por un bono de $1,000 millones.

Una tasa más cara significa más deuda, "y ese dinero lo tendremos que pagar todos, ya que la gran parte de los ingresos del Estado son con base en los impuestos", señaló anteriormente, la economista e investigadora de la Universidad de El Salvador, Karla Guzmán.

Una nota de Bloomberg destacaba que la caída de los bonos de ayer, es "la caída más grande diaria" desde la pandemia.

Al cierre del mercado los bonos y notas habían caído entre 3.4 % y un 7 %, solo el día de ayer. En la mañana la caída superaba el 10% para los bonos a más largo plazo.

"El mensaje que manda el mercado es que algo pasó en El Salvador y eso genera riesgo...", recalca Castaneda del ICEFI.

Para el analista la crisis políticas tarde o temprano se convierten en crisis económicas. "El ejemplo más concreto es lo que ocurrió en Nicaragua, en un momento fue un ejemplo económico, pero se sabía que los temas políticos y la democracia eran complicados y explotó incluso antes de la pandemia y provocó una crisis muy fuerte. Y en El Salvador se abren muchas posibilidades, por ser una economía pequeña y dependiente de los mercados internacionales... sobre todo de Estados Unidos", explica.

Cambios constitucionales

Por otra parte, a los bancos de inversión los movimientos de la Asamblea también implican que el mandatario Nayib Bukele se quiere perpetuar en el poder.

Barclays explica que la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional "sugiere que el presidente y su partido están tratando de allanar el camino para su posible reelección".

La nota del banco agrega que en febrero, la CSJ había "reafirmado que Bukele solo podía postularse para la reelección dos mandatos después del final de su propio mandato, lo que implica que tenía que esperar 10 años. Con el fin de eludir esta restricción, una de las opciones en discusión es la posibilidad de solicitar una Asamblea Constituyente para enmedar la Constitución".

Esto mismo señala la institución de análisis de banca de inversión Stifel: "es difícil no establecer el vínculo entre el objetivo declarado del presidente Bukele de reescribir la Constitución para permitir la reelección presidencial y coincidir los períodos de la Asamblea con los períodos presidenciales para evitar diferentes órganos de gobierno en manos de diferentes partidos políticos".

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines