Economía

El Salvador: Hacienda coloca $21.7 millones en más deuda de corto plazo

Analistas advierten que la "elevada" tasa de interés de las Letras del Tesoro es un reflejo del riesgo del Estado que perciben los inversionistas.

Compromisos. Las subastas de LETES se utilizan para cubrir el pago de los vencimientos de emisiones anteriores.

Compromisos. Las subastas de LETES se utilizan para cubrir el pago de los vencimientos de emisiones anteriores.

El Ministerio de Hacienda realizó la primera subasta pública de Letras del Tesoro (LETES) correspondientes a mayo en el mercado de valores salvadoreño.

Según datos de la Bolsa de Valores de El Salvador, el monto total ofertado fue de $42.7 millones, pero solamente se adjudicaron $21.7 millones con una tasa de interés promedio de 7.25 % que deberá ser redimido en 359 días, se recibieron 21 ofertas y se rechazaron nueve.

A marzo de este año, el monto de la deuda de LETES era de $1,329 millones, (lo que equivale al 5 % del producto interno bruto, PIB) y de los Certificados del Tesoro (CETES) era de $970 millones (3.6 % del PIB), con lo que el total de deuda de corto plazo del Gobierno salvadoreño alcanzó en el primer trimestre de 2021 los $2,299 millones, de acuerdo con datos del portal de Transparencia Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Altos intereses

En teoría, estos instrumentos de deuda son utilizados por el Estado para cubrir problemas temporales de la caja fiscal.

Sin embargo, estas emisiones se han venido utilizando para pagar deuda anterior, principalmente desde marzo del año pasado cuando se colocaron más de $400 millones en LETES que habrían sido utilizados para cubrir gastos en el marco de la pandemia de covid-19 y para entregar el bono de $300 a los ciudadanos.

A juicio de Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), este uso para pagar los vencimientos de los instrumentos "vuelve a demostrar la complejidad de la realidad fiscal del país" y que la tasa de interés promedio que se paga "sigue siendo alta" por el perfil de riesgo.

Similar opinión tiene la economista Tatiana Marroquín, quien agrega que, históricamente estas Letras del Tesoro han sido la deuda más barata a la mano para el Gobierno salvadoreño, de un 3 % a 4 % de tasa de interés porque, al ser de corto plazo, los inversionistas han considerado que hay mayor predictibilidad en ese plazo y, por tanto, no habría tanto riesgo del pago del compromiso.

Sin embargo, estas tasas ya se están apegando mucho más a la deuda de largo plazo (Eurobonos) que han alcanzado cifras récord de 9.5 % el año pasado.

"Esto es grave porque da una idea de la percepción de los inversionistas locales, principalmente entidades bancarias que operan en el país, que compran esta deuda pública sobre la situación financiera o seguridad que el Estado pague a tiempo este dinero", señala Marroquín.

Cabe recordar que uno de los motivos por los que la agencia Fitch Ratings ratificó recientemente la calificación de riesgo de la deuda soberana de El Salvador en "B-", con perspectiva negativa, fue las restricciones de financiamiento de El Salvador derivadas de una mayor dependencia de la deuda a corto plazo.

"Las opciones de financiamiento en el mercado local son limitadas dado que el gobierno se encuentra cerca del techo legal de $1,500 millones en LETES de corto plazo y emitió casi $645 millones en CETES a un año en el mercado local, especialmente dada la caída esperada en la liquidez interna y deterioro crediticio", dice el reporte de Fitch.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines