Loading...
Economía

El Salvador cerró 2021 con un riesgo de 14.91%

El Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI) se incrementó en el último mes de 2021 y está cada vez más cerca de superar a Argentina.

El Salvador cerró 2021 con un riesgo de 14.91%

El Salvador cerró 2021 con un riesgo de 14.91%

El peligro que percibe el mercado internacional de inversionistas sobre el impago de la deuda soberana de El Salvador, medido mediante el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI, por sus siglas en inglés) se incrementó en los últimos días de 2021.

El EMBI salvadoreño, calculado por el banco de inversión JP Morgan, cerró el 31 de diciembre en 14.91 %, continuando un marcado ritmo de crecimiento en las últimas semanas.

Dicho indicador consiste en la diferencia de tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países subdesarrollados, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, que se consideran "libres" de riesgo de no poder ser pagados.

Este diferencial (también denominado "spread") se expresa en puntos básicos (pb). Una medida de 100 pb significa que el gobierno en cuestión estaría pagando un punto porcentual (1 %) por encima del rendimiento de los bonos libres de riesgo, los bonos estadounidenses.

Los bonos de mayor riesgo de que no cumplan con sus compromisos a los inversionistas son los que pagan un interés más alto. Esto implica que el mayor rendimiento que mantienen los bonos de El Salvador es la compensación por que el mercado considera que hay una alta probabilidad de incumplimiento.

Comparados

Cabe señalar que si bien la mayoría de países latinoamericanos experimentaron en 2020 un alza de su riesgo producto del mayor endeudamiento público por la pandemia de covid-19, al cabo de un tiempo, estos volvieron a sus niveles normales e incluso bajaron.

Por ejemplo, el 2 de marzo de 2020, el EMBI de El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá era de 4.9 %, 5 %, 2.8 %, 2.9 % y 1.6 %, respectivamente.

Al 31 de diciembre de 2021, los indicadores de riesgo de los bonos se ubican en 14.9 % (El Salvador), 5 % (Costa Rica), 2.7 % (Guatemala), 3.1 % (Honduras) y 1.8 % (Panamá).

Es decir, que mientras Costa Rica llegó a tener un mayor riesgo de impago que el de los bonos salvadoreños, este ha logrado reducirlo y mantenerse estable, mientras que el de El Salvador ha crecido más de un 200 % en casi dos años.

Tal ha sido el alza en el EMBI salvadoreño que no solamente es el mayor de Centroamérica sino que en julio de 2021 desbancó a Ecuador (que llegó a tener un 60.6 %) como el tercero más alto de Latinoamérica y está más cerca de quitarle el segundo puesto a Argentina que al 31 de diciembre estaba en 16.8 %.

"Es otra liga competir con Argentina, algo así como grupo de la muerte con Venezuela y otros", señala el analista económico Rafael Lemus.

En reiteradas ocasiones, se ha explicado que los factores internos que están afectando la percepción del riesgo salvadoreño en los mercados internacionales son la falta de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la implementación de la Ley Bitcóin, la falta de respeto al Estado de Derecho y el alejamiento con Estados Unidos, entre otros.

Como consecuencia, las puertas del financiamiento mediante nueva emisión de deuda están casi cerradas.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines