Economía

El Salvador: CEPAL sube proyección de crecimiento del PIB local a 7.5 %

Aunque la Comisión advierte que esta proyección no considera “una agudización del déficit fiscal que podrían afectar la liquidez del gobierno y la dinámica de crecimiento”.

Foto ilustrativa/ archivo

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) revisó el alza las proyecciones de crecimiento de América Latina, entre ellas la de El Salvador, para la que pronostica un alza del Producto Interno Bruto (PIB) de 7.5 % al cierre de 2021, un 2.5 % más de lo estimado en julio pasado.

Aunque este porcentaje es  más bajo a la proyectado por el Banco Central de Reserva (BCR) a inicios de mes (9 %), de cumplirse, el país lograría recuperar casi lo perdido el año pasado, cuando la economía cayó un -7.9 %, según datos oficiales.

La proyección de la CEPAL está sustentada sobre todo por la recuperación de la capacidad productiva, “apoyada en parte por el programa de Fideicomiso para la Recuperación Económica de las Empresas Salvadoreñas (FIREMPRESA); el ingreso de remesas que de enero a julio creció 39.5 % y el decreto de aumento al salario mínimo de 20 % a partir del 1 de agosto de 2021, tendrá un efecto positivo en la demanda interna.

Adicionalmente, avanza el proceso de vacunación con la llegada de más dosis de la vacuna anti covid-19”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA la Secretaria Ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena.

A ello se suma, el crecimiento de Estados Unidos del 7 %, que favorecerá el aumento de las exportaciones. Ya a julio estas habían crecido un 44.5 %.

Aunque, Bárcena señala que  esta proyección no considera un posible impacto  por una nueva ola de contagios por covid-19. Tampoco toma en cuenta,  “el desenlace de las conversaciones que se tienen con el Fondo Monetario Internacional (FMI) desde el mes de marzo para un préstamo de $1,300 millones; y una agudización del déficit fiscal que podrían afectar la liquidez del gobierno y la dinámica de crecimiento del país. El EMBI (emerging market bond index) de El Salvador, 8.12, está muy por encima del promedio Latinoamericano y del de los países centroamericanos”, recalcó.

Este índice mide el riesgo que tiene un país para no honrar su deuda.  

La situación de liquidez de El Salvador  es un tema recurrente, sobre todo después que el Gobierno sale al mercado interno por deuda a corto plazo y no logra colocar lo que había estimado y que varios proyectos no se ejecuten por falta de fondos.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) señalaba que hay una inminente crisis fiscal a la puerta, sobre todo por la brecha de financiamiento de $1,846.9 millones para cerrar el año.

“Obviamente, sin el dinero del FMI, Hacienda se las está viendo a palitos. Creo que van a tener que salir pronto a colocar en los mercados internacionales unos $1,000 millones a tasas por supuesto arriba del 10 %. De otro modo, no logran cerrar el año”, señala por su parte el expresidente del Banco Central de Reserva, Carlos Acevedo. 

Para el próximo año,  la CEPAL estima que el PIB de El Salvador crecerá  un 4.6 %, “por encima del 2.5 % promedio de los últimos años”; pero Bárcena vuelve hacer un hincapié en el riesgo de las finanzas públicas y señala que el buen manejo “será determinante para cubrir las brechas presupuestales y la sostenibilidad del crecimiento económico, aunado a la confianza de los organismos financieros internacionales para el otorgamiento de financiamiento. Otro de los ejes de la economía podría ser la inversión pública”.

  • Proyección de la región

Para América Latina se espera un crecimiento de 5.9 % este año, según la Secretaría Ejecutiva de la Comisión, esta alza,  se da sobre todo por el arrastre estadístico, es decir el factor rebote, por la baja base de comparación de 2020.

Además de los aumentos del consumo privado, un buen dinamismo de  Estados Unidos y China que crecerán 6.9 % y 8.4 %,  respectivamente.

“Existen importantes asimetrías entre los países desarrollados y las naciones de ingreso medio —entre las que se encuentran la mayoría de los países de América Latina y el Caribe— tanto en la dinámica de la vacunación, como en la capacidad de implementar políticas para la recuperación económica”, indicó Bárcena.

Parte de esas políticas implican mantener políticas fiscales y monetarias expansivas, estas se deberían complementar con recursos internos, con un mayor acceso a la liquidez internacional y con mecanismos multilaterales que faciliten el manejo de la deuda. 

En materia de empleo, América Latina fue la región  más afectada del mundo a causa de la pandemia. El número de ocupados cayó 9 % en 2020 y la recuperación esperada para este año no permitirá alcanzar los niveles precrisis.

Las más afectadas fueron las mujeres, la participación femenina retrocedió en 2020  a los niveles de 2002, señala la CEPAL, que espera que este 2021 se recupere un poco y llegue a al 49.1 %, pese a lo cual los niveles serían similares a los de 2008. “Impulsar el empleo demandará políticas productivas y laborales para promover la inserción laboral, en especial de mujeres y jóvenes”, resaltó Bárcena. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines