Loading...
Economía

El Salvador es el último en la lista de los soberanos de América Latina, según Fitch

El país está a la zaga entre las naciones de Latinoamérica que evalúa la agencia. Comparte con Argentina la calificación CCC.

El Salvador es el último en la lista de los soberanos de América Latina, según Fitch

El Salvador es el último en la lista de los soberanos de América Latina, según Fitch

El Salvador está a la zaga entre los soberanos de Latinoamérica que evalúa Fitch Ratings. La agencia publicó esta semana un informe sobre la estabilización de las calificaciones de riesgo de los países de la región tras la pandemia, en el que también subrayó que los desafíos persisten.

El Salvador comparte con Argentina la calificación de riesgo CCC, que son las notas más bajas de toda Latinoamérica en la actualidad, una categoría en donde no hay "perspectivas asignadas", y que a la vez lleva "implícito cierto estrés".

En febrero de este año, Fitch redujo la nota del país de B- "negativo" a CCC que según la escala de la agencia significa que el país tiene "muy bajo margen de seguridad. El incumplimiento (del pago de su deuda) es una posibilidad real".

La agencia consideraba en ese momento que el país enfrentaba mayores riesgos financieros a causa de una "mayor dependencia de la deuda a corto plazo, un pago de eurobonos de $800 millones que debe pagar en enero, un alto déficit fiscal", entre otros aspectos.

Otros soberanos

En su informe, Fitch destacó que ya no quedan países con perspectivas negativas entre los soberanos latinoamericanos luego de que el pasado 14 de julio revisaron de negativa a estable la perspectiva de Brasil. Durante la crisis del covid, en 2020, la región experimentó muchas rebajas.

Esta es la primera vez que no hay perspectivas negativas en Latinoamérica desde el 2012. "En junio de 2020, 13 de los 18 soberanos que calificamos actualmente (71 %, la proporción más alta hasta la fecha) estaban en perspectiva negativa o en incumplimiento", destacó la calificadora.

"La pandemia exacerbó los desafíos fiscales y de crecimiento preexistentes, lo que resultó en el peor desempeño de calificación de cualquier región. Doce de los 18 soberanos fueron degradados, reduciendo su calificación promedio en 0.7 escalones. Solo cuatro tenían perspectivas negativas que finalmente se estabilizaron", agrega la agencia.

Sin embargo, Fitch advierte que la ausencia de perspectivas negativas no significa la ausencia de riesgos crediticios. El panorama en Latinoamérica se "ensombrece" debido a que en el horizonte hay varios "choques" simultáneos: presiones inflacionarias alimentadas por la guerra entre Rusia y Ucrania, el endurecimiento de las medidas adoptadas por la Reserva Federal de EUA para contener la inflación —que ya es de un 9.1 %— , las preocupaciones por una posible recesión en Estados Unidos y la Unión Europea (UE) y la desaceleración económica de China.

"El choque inflacionario es un gran desafío macroeconómico. Al erosionar los ingresos y agriar la confianza, es una restricción del crecimiento a corto plazo. La inflación ha ayudado a las finanzas públicas en muchos lugares, aumentando los ingresos más rápidamente que los gastos y apoyando la estabilización de las perspectivas en Brasil, Costa Rica y Uruguay", reza el informe.

Empero, la inflación también se está convirtiendo en un desafío fiscal al generar presión política para el impulso de medidas fiscales compensatorias. A la vez, estos desafíos se agravan con los riesgos políticos. En las últimas semanas, las protestas sociales se han intensificando en países como Ecuador y Panamá. "Estos desafíos limitan la capacidad de los gobiernos para implementar planes duraderos de consolidación fiscal a través de aumentos de impuestos o recortes de gastos", concluye Fitch.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines