Economía

El Salvador: finanzas no permiten subir el 6% a Educación

Banco Central  señala otros factores   El Banco Central señala problemas en el sistema educativo, pero argumenta que existen otros factores, como la migración y la violencia.

Banco Central señala otros factores El Banco Central señala problemas en el sistema educativo, pero argumenta que existen otros factores, como la migración y la violencia.

Una reforma al artículo 53 de la Constitución para aumentar el presupuesto de Educación al 6 % del Producto Interno Bruto (PIB) no goza del consentimiento del Ministerio de Hacienda (MH) ni del Banco Central de Reserva (BCR) por el impacto financiero que tendría, según la opinión que enviaron estas instancias a la comisión de legislación de la Asamblea Legislativa que discute el tema.

Para Damián Alegría, diputado del FMLN, la solución es poner un nuevo impuesto que deberá ser aplicado a "las grandes empresas" para subir la carga tributaria (ver nota aparte).

Con base en la estimación del PIB para 2019, el 6 % implicaría un aumento de $615 millones a Educación, es decir, que el presupuesto pasaría de $996.3 millones a $1,611.3 millones.

El Ministerio de Hacienda señala que el aumento tendría un impacto significativo en las finanzas públicas. Además contraviene el artículo 14 de la Ley de Responsabilidad Fiscal que mandata a no emitir ninguna autorización para la emisión de nuevas leyes o modificación de las existentes que impliquen erogación de recursos del gasto corriente sin tener identificada la respectiva fuente de financiamiento .

Le dice a la Asamblea que si quiere subir el presupuesto tendría que apoyar una serie de medidas fiscales para incrementar los ingresos corrientes del Estado a efecto de dar sostenibilidad al incremento.

René Portillo Cuadra, diputado de ARENA (el partido que ha sugerido el aumento), dice que se trata de una reforma constitucional que tendría que pasar por la aprobación de dos legislaturas y, por tanto, es muy prematuro decir que afectaría las finanzas. "Eso sería como decir que de aquí a seis años las finanzas van a estar igual o peor que este momento", dijo.

El Banco Central de Reserva también remitió a la comisión sus "valoraciones técnicas" sobre la reforma. Acepta que existen necesidades, pero justifica que el sistema educativo también se ve afectado por otros problemas económicos y sociales, como la migración y la delincuencia.

Citando datos del Ministerio de Educación, señaló que de 2017 a 2018 la matrícula escolar bajó 1 %, subió en un 14 % el número de estudiantes de educación básica y media que repitieron año y el 8.5 % se encuentra en situación de sobreedad. Además, dice que en 2017 un total de 93 escuelas no tenían energía eléctrica y a 87 no les funcionaba la instalación eléctrica.

El banco indica que la educación es importante para el crecimiento económico, pero no existe evidencia para concluir que la educación o capacitación por sí solas sean una restricción para la economía salvadoreña, ya que es afectada por otros factores.

Al plantear el análisis de la reforma, el BCR sostiene que el impacto financiero en el corto plazo, sin una fuente de financiamiento definida, provocará una reasignación del gasto o incremento de la deuda pública.

La recomendación es planificar incrementos graduales, cuidando el equilibrio y la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Promesa incumplida

El incremento al presupuesto de Educación será una de las promesas incumplidas del gobierno de Salvador Sánchez Cerén. El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Roberto Lorenzana, ha dicho que fue un objetivo, pero que es mentira lograrlo de un año para otro en un solo gobierno.

A pesar de eso, el Gobierno y la mayoría de partidos sí apoyaron recientemente un incremento del 2 % al FODES, un dinero que se destina a las alcaldías.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines