Economía

El Salvador: invierten $7 millones para que jóvenes accedan a empleos

Exponen.  Los jóvenes realizaron representaciones de sus logros en el MUNA, en la clausura del programa. La iniciativa dio buenos frutos, según manifestaron los organismos que participaron.

Exponen. Los jóvenes realizaron representaciones de sus logros en el MUNA, en la clausura del programa. La iniciativa dio buenos frutos, según manifestaron los organismos que participaron.

Una alianza entre Catholic Relief Services (CRS), el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de BID LAB, permitió que más de 7,500 jóvenes se capacitarán en diferentes cursos de formación con el objetivo de lograr insertarse en el mercado laboral.

El proyecto "Caminos de la juventud" preparó a los jóvenes, de entre 16 y 25 años que no estudiaban ni trabajaban, con conocimientos para poder presentarse a una entrevista de trabajo, cómo preparar su hoja de vida o para iniciar su propio negocio.

"Es un programa que da grandes opciones de la formación de la juventud salvadoreña. Buscamos formarlos para un trabajo, hacer su propio emprendimiento o también regresar a la escuela. Pero lo más importante es que están aprendiendo habilidades blandas que les hacen exitosos, como es la puntualidad, la responsabilidad, el trabajo en equipo, creer en sí mismo, la persistencia", detalló Holly Inurreta, representante de país de CRS.

El programa se implementó en 11 departamentos del país con dos modelos: jóvenes constructores y Grupos de Autoahorro y Préstamo (GAP). En este último, los jóvenes lograron ahorrar $376,232. Otro de los logros es que un grupo de los jóvenes capacitados obtuvo $85,559 en créditos productivos.

"Estos jóvenes han creado el hábito del ahorro, la planificación para el futuro y se apoyan mutuamente, a través de préstamos e inversión, para la comercialización y producción", acotó Inurreta.

En cuanto a la inserción laboral, se informó que 953 jóvenes lograron obtener un empleo, alrededor de 619 retomaron sus estudios y más de 120 crearon sus propios negocios.

"La articulación del sector público con el privado ha sido clave para el éxito del proyecto, demostrando que el trabajo en equipo y la búsqueda de sinergias proporciona verdaderas oportunidades de desarrollo de capacidades y habilidades en los jóvenes", resaltó Carmiña Moreno, representante del BID en el país.

Moreno destacó que el impacto de las metodologías ha sido tal que ya se incorporaron algunos centros escolares, lo cual destacó.

El BID aportó $1.4 millones (no reembolsables) al programa. Moreno expresó su interés porque el proyecto continúe.

El vicepresidente de INSAFORP, Ricardo Martínez, informó que la institución adoptó la iniciativa como parte de sus programas permanentes por el éxito que se logró con este.

La institución destinó un poco más de $2 millones para la iniciativa.

"Lo más importante es tomar la decisión de ser mejores, y eso está en las manos de cada uno de nosotros. INSAFORP tiene muchos programas, búsquennos", invitó Martínez sobre las oportunidades de formación.

El INSAFORP invierte el 45 % de sus fondos en la capacitación de la población no empleada. La institución ha formado a 4.4 millones de salvadoreños durante los 26 años que ha operado en el país.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines