Economía

El Salvador: precios de bonos del país a la baja en medio de tensión política

El perfil de riesgo de El Salvador se ha deteriorado en las últimas semanas. Analistas consideran que esta situación elevaría el interés a pagar en una posible emisión de bonos.

El Salvador: precios de bonos del país a la baja en medio de tensión política

El Salvador: precios de bonos del país a la baja en medio de tensión política

El Salvador está a la búsqueda de fondos para la emergencia sanitaria y para la crisis económica, ambas a consecuencia de la pandemia de covid-19. La Asamblea autorizó al Ejecutivo la emisión de un paquete de hasta $3,000 millones de deuda. Hacienda obtendría hasta $1,609 millones de estos fondos a través de préstamos de la banca multilateral, y los $ 1,391 millones restantes con una combinación de préstamos o con una emisión de bonos en los mercados internacionales.

Sin embargo, durante las últimas semanas, el precio de los bonos salvadoreños ha ido a la baja, mientras que la tasa de interés se ha elevado. Por ejemplo, el bono de 2023, que es el que más ha caído, estaba cotizándose a $108.96 el 2 de marzo, mientras que al 18 de mayo se cotizó a $84.13. Los bonos son papeles que el Gobierno vende a inversionistas internacionales para financiarse, y por los cuales pagará una tasa de interés.

Carlos Acevedo, expresidente del Banco Central de Reserva (BCR), considera que el fenómeno es "bastante lógico debido al aumento de la percepción de riesgo en todos los mercados emergentes, lo que ha llevado a que la deuda soberana se coloque a tasas mayores que antes de la crisis". Pero señala que un factor propio del país es su "vulnerabilidad fiscal", lo que ha llevado a que el precio de los bonos hayan caído para compensar a los inversionistas con tasas de interés mayores. "Antes de la crisis El Salvador tenía uno de los ‘spread’ más altos en las economías emergentes, y con la crisis se ha acentuado eso. Ya nuestras calificaciones de riesgo antes de la crisis no andaban muy bien", recordó. "Con la crisis, la situación fiscal se ha deteriorado", agregó.

En su opinión, el país debería de evitar, hasta donde sea posible, salir con una emisión a los mercados internacionales y buscar préstamos en condiciones más blandas, aunque considera que los $3,000 millones son una especie de "colchón precautorio", un cupo que solo se debería llenar si es necesario, porque esto elevaría mucho el servicio de la deuda, en el caso de que las tasas de interés no bajen.

En todo caso, se tendrá que hacer una evaluación e incluso tomar medidas para contener el gasto, sugiere.

Ricardo Castaneda, economista del ICEFI, comentó que los precios de los bonos que el país colocó en 2009 y que se vencen en 2035, muestran en los últimos días su precio más bajo desde que se emitieron. "Esto significa que si los inversionistas que adquirieron los bonos los quieren vender solo les pagarían el 75 % del precio al que compraron. Esto se lee en el mercado internacional, que el riesgo en El Salvador es muy alto".

En esta percepción incide el alza de la deuda, que se cerraría cercana al 90 % del PIB del país, lo que presionará los presupuestos de los próximos años.

Otro aspecto que le pasa factura al país, según Castaneda, es "la crisis política", por los choques entre órganos del Estado y con el sector privado.

Realizar una emisión en estas condiciones implicaría pagar una tasa muy alta, de por lo menos un 17 %, por lo que dijo que los actores políticos deben disminuir la polarización, contar con un plan para reabrir la economía, así como acciones a corto y mediano plazo, para tranquilizar a los inversionistas y disminuir la tasa de interés a pagar en una posible emisión.

 
América en "jaque" por reapertura económica y lucha contra el covid-19

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines