Loading...
Economía

El Salvador recibe más fondos del BCIE que el resto de la región

El Salvador recibió del BCIE más dinero que el resto de países de Centroamérica juntos a lo largo de 2021, según las cuentas del propio organismo, dadas por el director del banco.

Préstamos. El Salvador recibió más fondos que los que le fueron aprobados por el BCIE.

Préstamos. El Salvador recibió más fondos que los que le fueron aprobados por el BCIE.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se convirtió en uno de los principales financistas del gobierno salvadoreño en el 2021, en el que —según los datos presentados por el presidente ejecutivo del banco, Dante Mossi— El Salvador recibió un 48 % de todos los desembolsos hechos por el organismo.

A través de un tuit, Mossi compartió el pasado 18 de diciembre una tabla en la que pueden verse los montos aprobados y los desembolsados a Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Argentina.

De los ochos países citados, los cinco primeros son miembros fundadores del BCIE; luego, Panamá y República Dominicana son miembros regionales no fundadores, y Argentina participa como miembro extrarregional.

En total, el banco aprobó préstamos por $3,689.8 millones según el registro presentado por Mossi. Casi una cuarta parte de estos ($884,700; equivalente a un 24 %) fueron préstamos aprobados a El Salvador, según la tabla.

Luego, en cuanto a fondos desembolsados, el BCIE erogó, según los números presentados por Mossi, un total de $2,151.3 millones. De estos, El Salvador se llevó casi la mitad, con $1,041.7 millones. O sea, recibió aún más fondos que los que le habían sido aprobados.

Cuestionamientos

Las cifras reflejan el alto nivel de endeudamiento que el gobierno salvadoreño adquirió con el banco regional a lo largo de 2021. Banco que, en noviembre, fue objeto de cuestionamientos luego que Otton Solís, exrepresentante de Costa Rica, denunciara privilegios y gastos onerosos en el mismo (ver nota secundaria).

Dados estos antecedentes, así como otros relacionados a la deuda que El Salvador ya manejaba con el BCIE, legisladores de oposición cuestionaron el financiamiento del organismo, tomando en cuenta que no se conocen condicionantes de cumplimiento de respeto a ley o estado de derecho, así como también reiteraron el alto nivel de deuda que ya tiene el país.

"Hay que ponerle atención al financiamiento que se está dando desde el BCIE. Otros organismos tienen requisitos sumamente rigurosos para dar financiamiento, a través de proyectos que tienen indicadores específicos de desarrollo, que repercuten en el bienestar de la población", apuntó Claudia Ortiz (Vamos).

"Curioso ese dato, y la relación que tiene el BCIE con la actual administración. Aquí hay irresponsabilidad, tanto de quien está adquiriendo los préstamos, como de quien los está otorgando", señaló, por su parte, Johnny Wright (Nuestro Tiempo), que contrastó el desembolso del BCIE con el inacabado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. "Hay una diferenciación entre un prestamista responsable y uno que no lo es", agregó.

La cifra desembolsada en este año a El Salvador no es llamativa solo por lo elevado de la misma, o por concentrar casi la mitad de todo el dinero desembolsado por el BCIE, sino también por que representa casi un 75 % de todo lo que el mismo banco entregó al país entre 2016 y 2020.

De acuerdo con la memoria de labores del 2020, compartida por el BCIE en su propio sitio web, entre 2016 y 2020, El Salvador recibió $1,372.2 millones.

En los propios números del banco, el año pasado se desembolsaron $246.9 millones a El Salvador. Esa cifra se ha casi quintuplicado hasta llegar a los más de $1,041.7 entregados en 2021.

Sin embargo, pese a todos los números anteriores, en el lado del oficialismo las alarmas no suenan. Para Guillermo Gallegos (GANA), la cifra es solo un reflejo de las aprobaciones de préstamos que han pasado por la Asamblea.

"Eso ha tenido que pasar por aquí. Todo el endeudamiento lo autoriza la Asamblea. Son recursos que se han utilizado en diferentes políticas que el gobierno está implementando. Si el BCIE lo sigue dando es porque el gobierno tiene la posibilidad de seguir pagando, y hemos sido sujetos de crédito", consideró Gallegos. "Somos buenos para pagar, tenemos esa capacidad todavía", agregó el legislador.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines