Economía

El Salvador tendría crisis fiscal en puertas

Con los nuevos préstamos, el déficit fiscal podría llegar a 12.2 % del PIB y la deuda al 87.1 %.

El COVID-19 también ha sacado a luz la presión fiscal que vive el país. El gobierno pidió $2,000 millones para hacerle frente al impacto de la pandemia, pero previo al virus tenía deudas de $645 millones para el financiamiento del presupuesto 2020 y un saldo de LETES de $1,050 millones.

Con el presupuesto anterior el déficit fiscal era ya de 3.1 %. Según Fusades, si se gastan $1,000 millones del nuevo paquete, este llegaría al 7 %, pero si se gasta todo sería de 12.2 % del PIB, tomando en cuenta que este caería alrededor del 3.5 %. Mientras que los niveles de deuda pasarían de 71.8 % a 87.1 % del PIB.

Andrés Oliva, analista del departamento de Estudios Económicos de Fusades detalla que un escenario en el que las finanzas públicas tuvieron un alto impacto fue en el de los terremotos de 2001, cuando la deuda pasó de 38 % al 48 %, y así se mantuvo hasta la crisis de 2009, cuando pasó a 60.9% del PIB.

"Se necesitará refinanciamiento, hay vulnerabilidad fiscal, porque ya llegábamos con un alto nivel de endeudamiento", dice.

Además recomienda reorientar recursos ya aprobados y buscar rápidamente apoyos en entes multilaterales, porque el crédito afuera será cada vez más caro, sobre todo porque el nivel de riesgo del país es mayor al registrado en 2009.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines