Economía

El espejo de la negociación ecuatoriana

Ecuador negoció un acuerdo ampliado con el FMI que implica un ajuste del 5.5% del PIB y el economista Pablo Lucio Paredes comparte algunos detalles del mismo de cara a la negociación que inicia El Salvador.

Foto: archivo

Ecuador a pesar de no ser un país cercano geográficamente a El Salvador  y que su economía es casi cuatro veces más grande que la local, podría ser un espejo en materia económica: es una economía dolarizada, tiene problemas de deuda y logró negociar un acuerdo de servicio ampliado (SAF) con el Fondo Monetario Internacional (FMI) recientemente por $6,400 millones, a pesar de no haber cumplido uno negociado un año anterior, y mucho antes (en la época de Correa) haber roto relaciones con  la multilateral.

Previo a la negociación del  SAF el país, logró un acuerdo con sus principales acreedores de deuda como los tenedores de bono, para renegociar más de $17 mil millones en bonos, con mejores tasas aunque con plazos más largos para poder tener un respiro financiero.

El economista ecuatoriano Pablo Lucio Paredes,  director del Instituto de Economía de la Universidad San Francisco de Quito, fue invitado en un webinar realizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) donde compartió cómo fue este proceso y los retos que tiene el país del sur para poder realizar los ajustes necesarios implícitos en la negociación.

"Hay que aclarar que es importante que el acuerdo incluya de un 80 a un 90% de cosas que el país quiere hacer con o sin el FMI, porque sino no vale la pena el esfuerzo", indica. Es decir que Ecuador aunque no hubiera firmado este acuerdo ampliado si necesitaba hacer una serie de reformas para poder hacer frente al alto endeudamiento y a la falta de liquidez, a pesar de ser un país productor de crudo.

En el acuerdo anterior  con el FMI (de 2019) que fue cancelado, Paredes explica que esto sucedió porque se habían puesto metas irreales, y aunque hubo muchos detractores para que el país negociara un segundo trato, se logró en buenos términos con "acceso excepcional", sobre todo por el apoyo de Estados Unidos por el cambio de política que había tenido el país, explicó el economista.

Parte del nuevo acuerdo negociado con el FMI incluye integrar a más personas al sistema de protección social, buenos índices de gobernanza y transparencia, una nueva ley del Banco Central para que sea completamente independiente, estabilidad financiera en el sistema bancario. Además de  de un ajuste fiscal del 5.5% de cara a 2025 que se realizará con ajustes, por ejemplo, en el gasto público, reduciéndolo en  alrededor de un 2 %  y disminuyendo el subsidio a los combustibles; en la parte de ingresos,  un  aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que era del 12 y hoy será del 15%.  Entre otras medidas administrativas.

"Lo primero que se necesita es tener la voluntad de hacerlo (los cambios)", dice y hacer los cambios para "poner la casa en orden" y así lograr un mayor crecimiento económico.  

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines