Economía

Embraer aclara que excluirá aviones militares de posible fusión con Boeing

Embraer aclara que excluirá aviones militares de posible fusión con Boeing

Embraer aclara que excluirá aviones militares de posible fusión con Boeing

El fabricante brasileño de aviones Embraer informó hoy que su posible fusión con el gigante Boeing se limitará al segmento de aviones comerciales, con lo que excluirá tanto la producción de aeronaves militares como la de las destinados a la aviación ejecutiva. El tercer mayor fabricante de aviones del mundo admitió en un comunicado enviado a la bolsa de Sao Paulo que está analizando con Boeing cómo hacer viable la posible "combinación de sus negocios, que podrá eventualmente incluir la creación de terceras sociedades con participación conjunta en el área de la aviación comercial". La empresa brasileña agregó que, de la posible sociedad que nacerá con la fusión de las áreas de aviación comercial de ambas compañías, quedarán por fuera "las demás actividades, principalmente aquellas vinculadas al área de defensa y, posiblemente, también al área de la aviación ejecutiva". Estos dos segmentos, según el líder mundial en la fabricación de aviones de tamaño mediano (con hasta 130 sillas) para vuelos regionales, "permanecerán exclusivamente" bajo control de Embraer. Además de una subsidiaria para el área de defensa, que incluye la fabricación de aviones militares y el desarrollo de tecnologías espaciales, Embraer cuenta con un importante segmento para la producción de avionetas para la aviación ejecutiva. Boeing y Embraer confirmaron a finales de diciembre pasado en un comunicado conjunto que mantienen conversaciones para una posible fusión de parte de sus negocios. "Embraer reitera que no hay garantía de que la referida combinación de negocios pueda hacerse realidad o de cuándo podrá ocurrir, ni tampoco de que finalmente guarde semejanza con los términos hasta ahora descritos", agrega la nota enviada hoy al mercado. La empresa explicó que, de cualquier forma, cualquier estructura resultante de las negociaciones aún depende de que sea aprobada por el Gobierno brasileño, que se reservó el derecho de vetar negocios y operaciones de Embraer cuando privatizó la empresa en la década de 1990. La fusión también dependerá de la aprobación de los órganos reguladores de Brasil y de Estados Unidos y de los internacionales, según la nota. De acuerdo con versiones de prensa, las dos aeronáuticas estarían estudiando la creación de una tercera empresa, controlada en un 80-90 por ciento por Boeing, que se encargaría de la fabricación de aviones comerciales.

Lee también

Comentarios