Economía

Entrevista | "Es una amenaza, es una violación del Reino Unido": José Antonio Salaverría Borja, empresario salvadoreño

José Antonio Salaverría Borja,  quien demandó al banco HSBC en 2009, considera que hay una injerencia del gobierno del Reino Unido al enviar una carta en la que pedía celeridad a un recurso de amparo presentado por el banco.

José Antonio Salaverría Borja, empresario salvadoreño

El empresario José Antonio Salaverría Borja, quien en 2009 inició un proceso legal en contra del banco HSBC en El Salvador por daños y perjuicios, considera que un posible arbitraje en contra del Estado salvadoreño por parte del conglomerado en Latinoamérica es en realidad "una amenaza a la soberanía salvadoreña de parte del Reino Unido", debido a que, según dice, su embajada envió una carta a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), tribunal que analiza un recurso de amparo relacionado con el caso.

Asimismo, cree que este no prosperaría debido a que HSBC salió de El Salvador en 2012, cuando vendió el banco a Davivienda, persona jurídica implicada en el proceso en los tribunales salvadoreños.

HSBC Latinoamérica alega que, en el transcurso del largo litigio, recibió una supuesta "denegación de justicia" y "trato injusto" en el sistema judicial del país, lo que le ha ocasionado daños.

Salaverría, a quien LA PRENSA GRÁFICA entrevistó junto a su hijo, Andrés, rechaza que en el amparo que se presentó haya habido inactividad. Por el contrario, ambos consideran que los recursos interpuestos por su contraparte en los tribunales han alargado el caso, y que los demandados tuvieron la oportunidad de pronunciarse o rechazar el peritaje mediante el cual la Sala de lo Civil determinó el pago de $49.3 millones, y que no lo hicieron sino hasta tres años después.

¿Consideran que hay una injerencia?

Es una amenaza, es una violación. No de HSBC, es del Reino Unido. Esas cartas han sido canalizadas a través de Cancillería. Obviamente es una injerencia. Están las cartas que mandó el embajador (del Reino Unido) en...

Andrés Salaverría: El 25 de mayo de 2020 se presenta la primera carta de la embajada del Reino Unido, que dicho sea de paso, la Sala de lo Constitucional le responde que, dado que no presentan legítimo interés en la causa, no ven razón de por qué darle una respuesta a lo solicitado.

¿Qué decía la carta?

Andrés Salaverría: Básicamente (los diplomáticos) estaban pidiendo celeridad en la admisión del amparo. ¿Cómo puede venir una entidad diplomática con ese acto de intromisión tan delicado? Es un irrespeto a la soberanía nacional y un acto claro de intromisión.

HSBC Latinoamérica envió a las autoridades salvadoreñas un aviso de prearbitraje, por lo que consideran han sido una "serie de omisiones en el sistema de justicia salvadoreño" en el caso que se inició por el crédito de $2.1 millones.

Primero que todo partamos de que HSBC no tiene nada que ver en esto, definamos que el HSBC vendió el banco a Davivienda. HSBC no tiene nada que ver en El Salvador con esas amenazas o hablando de un tratado, porque yo no veo en ninguna parte la participación de HSBC.

HSBC dice que tiene corresponsabilidad, porque cuando se hizo la venta, esa parte quedó afuera, y por esa razón le tocaría reconocer los $49 millones.

No se ve en ninguna parte esta obligación en El Salvador. Comprenderá que un banco, su radiografía a los usuarios son los balances que tienen la obligación de presentarlos y publicarlos cada tres meses. Desde que se vendió el banco, no aparece ni apareció en tantos años, ni sigue apareciendo eso. Por ende debe de ser un acuerdo entre ellos, internacional, que no está en la jurisdicción de El Salvador.

Andrés Salaverría: La demanda de amparo la inicia banco Davivienda el 30 de julio de 2019. Quien está condenado en la resolución del 5 de junio del 2019 es banco Davivienda. Entonces, en 2012 HSBC viene y retira sus inversiones y perdió su inversión. Que les han dañado supuestos derechos de defensa y supuestos derechos de audiencia es falso porque eso es un tema entre los dos bancos, Davivienda y HSBC.

Ahora el arbitraje que se está planteando es un arbitraje internacional, usted puede argumentar que no hay una jurisdicción en El Salvador, pero el arbitraje que se está planteando no es en El Salvador sino afuera...

Pero, ¿contra quién?

Contra el Estado de El Salvador...

¿Por qué? Por el atraso.

Porque dice aquí (señala el periódico) "Cuestionan al sistema de justicia", y que por eso van a demandar. Primero, el más interesado para que todo se resuelva rápido soy yo, partamos de eso.

(Antonio Salaverría comienza entonces a leer una extensa cronología con el detalle de todos los movimientos que ha habido en el proceso, desde que Davivienda presentara una demanda de amparo ante la Sala de lo Constitucional, el 30 de julio de 2019).

Pero volviendo al punto, ¿no cree usted que a pesar de que se haya tomado ese acuerdo entre bancos en jurisdicción internacional, el hecho de que se esté planteando un arbitraje a nivel internacional, independientemente del proceso que se haya llevado aquí, haga proceder ese arbitraje...?

¿Dónde tiene que ver el Estado? Porque ahí, primero, le están dando una amenaza a la Sala de lo Constitucional. Estoy repitiendo lo que ustedes han publicado: "Le doy un plazo de tres meses a la Sala de lo Constitucional". Se puede usted imaginar lo que eso significa.

¿Y la soberanía nacional, y la intromisión, y el respeto al sistema del país?

Es bien delicado, pero ahí está, ustedes han entrevistado a los gurús de ellos. Entonces le dicen si en tres meses no resuelven voy a demandar al estado de El Salvador por un arbitraje internacional.

Andrés Salaverría: Ellos dicen lo del arbitraje por lo tardado que ha sido el acceso a la justicia, pero como comprenderán un proceso se desarrolla, se ventila, el proceso es largo.

Es un proceso que ha tenido diversos incidentes y resoluciones, abonado a que hemos vivido una pandemia. A nosotros nos toma con mucha sorpresa cómo no son congruentes, tanto banco HSBC como banco Davivienda, dado que por un lado están cuestionando la retardación de justicia y por otro lado están causando la retardación de justicia en el proceso de ejecución forzosa. El banco ha estado irrespetando el Estado de derecho en mora un año tres meses, presentando recursos de improcedente, recusando magistrados.


Andrés Salaverría: empresario

HSBC dice que el principal vicio es la "racionalidad", es decir que un tribunal local los haya condenado a pagar $49 millones, que es 23 veces más que lo que se prestó en un inicio.

Andrés Salaverría: Usted está diciendo $2 millones era la deuda nuestra hacia HSBC, pero la demanda no partió de eso. Se presenta una demanda por daños y perjuicios por $22 millones. Cuando uno presenta una demanda de daños y perjuicios presenta una declaración jurada. En esa declaración jurada se establece una cuantía de $22 millones, esa cuantía es una mera declaración de voluntad del demandante, en este caso nuestra, como dispone el proceso en el Código de Procedimientos Civiles derogado.

En 2013 hubo un peritaje (que) concluye que a esa fecha el daño ascendía a $47 millones más el lucro cesante, para llegar a los $49 millones, eso es al 2013. Y viene la Sala de lo Civil y juzga sobre eso y le da validez a ese peritaje.

En ese caso el perito incorpora el peritaje al proceso en 2013 y fue hasta tres años después que la parte demandada, banco Davivienda, argumentó sobre el peritaje. Ellos sabrán el por qué dejar pasar tanto tiempo sin objetar una prueba que si en ese caso estaban inconformes lo tenían que haber hecho de inmediato como la ley dicta.

Se presentó el peritaje el 30 de marzo de 2013, y fue hasta el 30 de noviembre de 2016 que ellos presentaron su argumento. Entonces, no podemos alegar que se está violentando el derecho de defensa, violentando el derecho de debido proceso cuando el derecho lo han tenido.

¿Cuando se nombra el perito el banco está presente?

Andrés Salaverría: El banco tuvo la posibilidad de proponer a alguien y lo dejaron pasar. Después por ley, venimos nosotros. No lo hicimos porque se confía en el sistema y tuvimos a bien que el juez nombrara a alguien para desarrollar el peritaje.

Ellos alegan que hubo abstenciones de magistrados que fueron sospechosas.

Andrés Salaverría: Las abstenciones en su mayoría son por relaciones con sus apoderados. Sale de nuestro alcance una relación previa a lo laboral o de amistad que ellos hayan podido haber tenido.

¿Son abstenciones por conflicto...?

Sí, entre los abogados del banco y la Sala de lo Constitucional.

Y la del presidente porque es mi amigo, o si lo quiere decir, fue mi amigo.

Andrés Salaverría: Yo no puedo ver sospechoso eso, lejos de eso, las abstenciones que ha habido las veo éticas.

¿En su momento qué le embargaron?

Andrés Salaverría: Hay un embargo de una planta de beneficio de café. Y sobre ciertas fincas, que están en propiedad del banco. Pero volvemos a lo mismo, lo primero que se hizo, posterior al embargo fue enviar a pagar la deuda, la cual no fue recibida. Y de los bienes embargados a la fecha por el banco, no tienen adjudicada ninguna de las propiedades hasta el momento.

Eso le dice mucho, porque cuando usted inicia un embargo lo hace en el sentido de que va a recuperar lo que ha prestado con la recepción del activo, que es su garantía, pero se hubieran podido evitar tanto año de litigio, pago de honorarios de abogados si en el momento hubieran recibido esos activos que ellos embargaron.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines