Economía

Exigen incluir cláusula de DD.HH. más eficiente en acuerdo entre México y UE

La renegociación del Acuerdo Global entre México y la UE, que incluye un tratado comercial, debe contemplar mecanismos para proteger los derechos humanos y garantizar la llamada cláusula democrática, que aparece en el texto original pero jamás se respetó, alertaron hoy expertos. "Es importante conseguir que los acuerdos entre países se hagan respetuosos con los derechos humanos, porque podemos tener éxito económico o movilizar muchos capitales, pero hemos de (cuidar) cómo ha quedado la situación de la gente", dijo a Efe el eurodiputado Josep-Maria Terricabras, de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Terricabras forma parte de un grupo de eurodiputados que viajó esta semana a la Ciudad de México para participar en la XXIV reunión de la Comisión Parlamentaria Mixta México y UE, para fortalecer los derechos humanos, igualdad e inversiones. Tras la presentación del informe "La cláusula de derechos humanos en la modernización del Acuerdo Global entre la UE y México", Terricabras alegó que se deben establecer mecanismos de control. "Habrá que tomar medidas al respecto, en algunos casos de incumplimiento, llegando incluso a la suspensión temporal de este acuerdo", dijo en referencia a este convenio que entró en vigor en el año 2000. Durante la presentación del informe en el Senado, Terricabras, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, lamentó que la cláusula democrática del texto original haya "dado pocos frutos" porque "nadie se ha preocupado mucho en cumplirla". Ante la situación apremiante en México de 25.339 asesinatos en 2017, su año más negro en dos décadas, y una tasa de impunidad del 98 %, instó a que sea a través de obligaciones vinculada a acuerdos comerciales que se mejore en la materia. Por ello, propuso que el nuevo acuerdo -que consideró que está "muy verde" y pidió más "transparencia" en las negociaciones- contemple de lleno el respeto a los derechos humanos. Apostó por la creación de un consejo de expertos internacionales que asesore el Gobierno mexicano en la puesta en marcha de medidas en este rubro. También consideró necesario un Comité Permanente de Derechos Humanos que evalúe la cláusula en el nuevo Acuerdo Global. Finalmente, optó por una revisión cada dos años del tratado y un control exhaustivo que garantice que no se vulneran derechos en base a intereses políticos y económicos. Además, exigió un mayor control de las empresas transnacionales. Y, de hecho, el informe da detalle de empresas europeas que habrían vulnerado derechos humanos en México, como las españolas Acciona y Abengoa o la alemana Continental Tire. La directora de Incidencia Nacional e Internacional de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Olga Guzmán, urgió a "materializar mecanismos concretos de cooperaciones y exigibilidad en el Acuerdo Global", alertando de la frágil situación en México para defensores de derechos humanos y periodistas. Asimismo, la integrante del Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación, Eugenia López, pidió que se incluyan los derechos humanos, "de manera transversal", en todo el acuerdo, y lamentó la opacidad y la falta de una autoridad controladora. A su vez, en un participación en vídeo el miembro de la Organización contra la Tortura Miguel Zumalacárregui celebró la aprobación en México de leyes contra la tortura y la desaparición forzada, pero denunció que falta una "implementación efectiva". La visita a México de un grupo de miembros del Parlamento Europeo (PE) coincidió este semana con el arranque de la novena ronda de negociación para la modernización del TLCUEM, que concluirá el 22 de febrero.

Lee también

Comentarios