Economía

Fundación FEMSA y FCH invierten más de $1.9 millones para apoyar a 18,000 familias de Guatemala

Coca-Cola FEMSA Guatemala y Fundación FEMSA, con el apoyo de Fundación Contra el Hambre (FCH), trabajan juntas para apoyar al desarrollo social en las familias de los departamentos de Quiché, Alta Verapaz y Huehuetenango en Guatemala.

Foto: cortesía

En Guatemala se estima que el 49% de los niños está en riesgo de padecer desnutrición, siendo los departamentos de Quiché, Alta Verapaz y Huehuetenango los más afectados.  Esa así que en conjunto y desde 2015 estas instituciones ejecutan acciones concretas que permiten cambiar la vida de las familias guatemaltecas.

A la fecha, han invertido más de $1.9 millones y se han beneficiado más de 18,000 familias de 215 comunidades de estos tres departamentos. Esto lo han logrado con la capacitación de 18,907 madres, por medio de Grupos Cascada que permite transmitir conocimientos sobre lactancia materna, alimentación perceptiva, estimulación temprana y monitoreo de peso y talla. El papel de las mujeres es relevante, ya que son ellas que  llevan el mensaje y la información a sus mismas comunidades.

Asimismo estas mujeres participan en los Grupos de Autogestión y Ahorro para poder generar iniciativas económicas y administrar los recursos;  y participan en capacitaciones y apoyos para formar huertos familiares en 1,800 hogares donde producen vegetales de temporada para mejorar la ingesta de nutrientes en su hogar.

“Me llamó la atención ser parte del grupo de ahorro, porque es diferente a las demás organizaciones o bancos que proveen el ahorro y préstamos; aquí nosotras somos dueñas y decidimos como podemos generar más ingresos, se fortalecen principios, valores como la transparencia y mayordomía.... También ha sido una buena oportunidad para confiar en mis vecinas porque ellas tienen el potencial de ahorrar y ayudar en el desarrollo de la comunidad”, dijo Feliciana Pérez Pérez, de la comunidad Río Azul, que pertenece al municipio de Nebaj, en la región Ixil en Quiché.

El impacto obtenido desde 2015 a la fecha es la reducción de cinco puntos porcentuales (del 65 % al 60%) la desnutrición crónica en niños menores de 5 años en las comunidades donde se han ejecutado el proyecto. 

“Para nosotros es un gran orgullo saber que estamos haciendo un impacto positivo en las familias del país. El mejor vehículo para lograrlo es invertir desde la primera infancia para que los niños alcancen su máximo potencial de desarrollo y así transformen sus comunidades. Seguimos comprometidos en trabajar de la mano con organizaciones para maximizar nuestros esfuerzos y lograr un mejor futuro”, comenta Gabriela Arias, representante de Coca-Cola FEMSA Guatemala.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines