Economía

General Motors entrega la primera unidad de un nuevo vehículo táctico al Ejército de EUA

El contrato inicial de 649 unidades del ISV puede ser ampliado para llegar a 2,065 unidades en un periodo de ocho años, dependiendo de las necesidades del Ejército estadounidense.

 Fotografía cedida por General Motors (GM) donde se muestra la primera unidad del ISV, un vehículo táctico que pesa 2.267 kilogramos y está diseñado para proporcionar rápida movilidad a un pelotón de nueve soldados de infantería. | Foto: EFE

General Motors (GM) anunció este martes la entrega de la primera de las 649 unidades del Vehículo de Pelotón de Infantería (ISV, por sus siglas en inglés) que el Ejército estadounidense contrató en junio de este año al fabricante de automóviles por 214,3 millones de dólares.

El vehículo es producido por GM Defensa y representa el primer contrato de magnitud que la filial de GM ha conseguido desde que fue reestablecida en 2017.

El contrato inicial de 649 unidades del ISV puede ser ampliado para llegar a 2.065 unidades en un periodo de ocho años, dependiendo de las necesidades del Ejército estadounidense.

El ISV está basado en la plataforma de la camioneta "pickup" Chevrolet Colorado ZR2 y el 90 % de sus componentes son producidos de forma comercial y disponibles para el público en general, lo que abarata sus costes.

El vehículo pesa 2.267 kilogramos y está diseñado para proporcionar rápida movilidad a un pelotón de nueve soldados de infantería. Puede ser transportado por los helicópteros UH-60 Blackhawk y CH-47 Chinook.

El presidente de GM Defense, David Albritton, declaró en un comunicado que "la entrega 120 días después de la firma del contrato es un hito significante y estoy muy orgulloso del equipo por este logro".

 General Motors anunció la entrega de la primera de las 649 unidades del Vehículo de Pelotón de Infantería (ISV, por sus siglas en inglés) que el Ejército estadounidense contrató en junio de este año al fabricante de automóviles por $214.3 millones. | Foto: EFE

"Estamos aprovechando el poder en ingeniería de General Motors y sus inmensas capacidades de producción para proporcionar soluciones transformativas al mercado de los vehículos militares. Nuestro éxito inicial con ISV muestra nuestro compromiso con nuestros clientes y subraya nuestro derecho particular a ganar en el mercado de la movilidad militar", añadió Albritton.

Aunque ni Ford ni Fiat Chrysler (FCA), los otros dos principales competidores nacionales de General Motors, cuentan con filiales dedicadas a contratos militares, FCA se asoció en octubre de 2019 con AM General, que produce vehículos ligeros para las fuerzas armadas, para utilizar el Jeep Gladiator como base para un nuevo vehículo táctico, el Gladiator XMT.

Mientras, GM Defense está interesado en nuevos contratos militares, entre ellos el Joint Light Tactical Vehicle (JLTV), el sustituto del popular Humvee.

Las fuerzas armadas estadounidenses quieren adquirir cerca de 50.000 unidades del JLTV. La firma Oshkosh Defense ha producido ya las primeras 15.000 unidades del JLTV. Pero el resto, hasta alcanzar las 50.000 unidades, podría ser producido por otros fabricantes.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines