Economía

Hyundai y Kia prosiguen con convocatoria para reparaciones

Hyundai y Kia prosiguen con convocatoria para reparaciones

Hyundai y Kia prosiguen con convocatoria para reparaciones

Pese al cierre del gobierno federal, Hyundai y Kia continúan con la convocatoria para reparar unos 168.000 vehículos con el fin de corregirles un problema en una manguera de combustible que puede provocar un incendio en el motor.

El problema se deriva de reparaciones inadecuadas durante convocatorias previas para corregir fallas.

Los fabricantes coreanos han recibido muchas quejas en todo Estados Unidos por fallas e incendios en los motores. Ambos están siendo investigados por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), que ha estado tratando de averiguar si es que en las convocatorias iniciales se atendió a suficientes vehículos. Pero ahora la mayor parte de la agencia no está operando debido al cierre del gobierno.

Aparte de la convocatoria, cada fabricante dijo que realizará una “campaña de mejora de productos” para incluir en ella un total de 3,7 millones de vehículos con el fin de instalarles software, el cual alertará a los conductores sobre posibles fallas en los motores y pondrá a los autos en modo de velocidad reducida si es que detecta problemas.

Los empleados de la NHTSA que se encargan de investigaciones de seguridad y notificaciones sobre desperfectos no están trabajando. Bajo circunstancias normales, la agencia revisaría las convocatorias para asegurarse de que están bien realizadas y publicaría detalles en el sitio web de la agencia. También monitorearía los avisos que se envían a los clientes, y se aseguraría de que éstos verifiquen si sus vehículos están incluidos en la lista de autos convocados.

James Bell, portavoz de Kia, dijo que la compañía está siguiendo adelante con la convocatoria y la campaña pese a los retrasos del gobierno.

“Ahora es mucho más importante hacer que nuestros clientes se sientan bien que asegurarnos de que estamos siguiendo procesos gubernamentales adicionales”, señaló. Kia envió las notificaciones de convocatoria a los concesionarios alrededor del 10 de enero, agregó.

Pero Jason Levine, director ejecutivo del Centro para la Seguridad Automotriz, un organismo sin fines de lucro, dijo que Kia limitó la convocatoria más reciente a un número relativamente pequeño de vehículos sin proporcionar una explicación adecuada, lo que generó más interrogantes que respuestas. Dijo que algunos clientes se han quejado de incendios en vehículos que no fueron incluidos en las convocatorias para repararles el motor.

Una portavoz de la NHTSA dijo que no podía comentar sobre el tema debido al cierre del gobierno.

Hyundai y Kia comenzaron a convocar a reparaciones a 1,7 millones de vehículos en 2015 _de los cuales aproximadamente 618.000 son Kias_ debido a que residuos de la manufactura pueden restringir el flujo de aceite a cojinetes de bielas contiguos. Eso puede provocar que los cojinetes en los motores de 2 y 2,4 litros y cuatro cilindros se desgasten y fallen, un problema que en ocasiones puede generar un incendio. En muchos casos la reparación consiste en cambiar el monoblock del motor, una maniobra cara.

Ahora las empresas están reconociendo que en algunos casos los concesionarios no efectuaron los reemplazos de motor en forma adecuada.

Lee también

Comentarios