Economía

IAG perdió 6,045 millones hasta septiembre

La compañía ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que en el tercer trimestre cosechó unas pérdidas de 1,761 millones de euros ($2,056 millones), frente a 1,008 millones de euros ($1,177 millones) de beneficio un año antes.

Foto: archivo

El grupo aéreo International Consolidated Airlines (IAG), al que pertenecen Iberia y British Airways, registró en los nueve primeros meses del año unas pérdidas de 5.567 millones de euros (6.045 millones de dólares) frente a ganancias de 1.814 millones de euros (2.118 millones de dólares) en ese periodo de 2019, arrastrado por las restricciones al tráfico aéreo impuestas en todo el mundo para contener la covid-19.

La compañía ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que en el tercer trimestre cosechó unas pérdidas de 1.761 millones de euros (2.056 millones de dólares), frente a 1.008 millones de euros (1.177 millones de dólares) de beneficio un año antes.

Antes de partidas excepcionales las pérdidas fueron de 1.300 millones de euros -1.518,7 millones de dólares- (1.425 millones de euros -1.664,8 millones de dólares- de beneficio en 2019).

IAG -grupo en el que se integran también Vueling, Aer Lingus y Level- no ve signos "inmediatos" de recuperación y cree que la capacidad del cuarto trimestre no superará el 30 % comparada con la de 2019. Por ello, "ya no prevé" que los flujos de efectivo netos cubran los costes de las operaciones durante el cuarto trimestre.

La pérdida de las operaciones antes de partidas excepcionales de los nueve primeros meses fue de 3.200 millones de euros (3.738 millones de dólares), frente a un beneficio de 2.520 millones (2.944 millones de dólares) el año anterior.

Se registraron 2.755 millones de euros (3.218,6 millones de dólares) de costes adicionales por la baja contable de las coberturas de combustible y de tipo de cambio, el deterioro de la flota y los gastos de reestructuración en British y Air Lingus, en las que se han reducido plantillas en 10.000 personas.

La programación de vuelos del tercer trimestre aumentó sobre el segundo, por el verano, pero la demanda continúa viéndose afectada negativamente por las restricciones "volátiles" de los gobiernos y el requerimiento de cuarentenas, añade.

El grupo de aerolíneas registró unos ingresos en el tercer trimestre de 1.239 millones de euros (1.447,4 millones de dólares), un 82,9 % menos que los 7.266 millones (8.486,6 millones de dólares) de ese mismo periodo del año anterior. En enero-septiembre los ingresos suman 6.565 millones (7.665,6 millones de dólares), un 66 % por debajo de los 19.292 millones de hace un año.

Los ingresos de pasaje cayeron desde los 17.078 millones de euros (19.940 millones de dólares) en enero-septiembre de 2019 a 4.888 millones (5.707 millones de dólares) un año después, un recorte del 71,4 %.

Los gastos operativos bajaron un 54 % en el tercer trimestre, hasta 205 millones de euros (239,3 millones de dólares) semanales, fundamentalmente por las medidas de reducción de costes de personal, asociados a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en España y los programas de ayudas salariales en Irlanda y el Reino Unido.

La capacidad operada en el tercer trimestre disminuyó un 78,6 % respecto a 2019 y para el periodo de nueve meses disminuyó un 64,3 % respecto a 2019.

IAG dispone a cierre de septiembre de liquidez por 6.600 millones de euros (7.705,6 millones de dólares).

Una de las medidas adoptadas para reforzar la liquidez ha sido la renovación del acuerdo plurianual con American Express, que incluye un pago de 830 millones de euros (969 millones de dólares).

La deuda neta del grupo ha subido desde los 7.571 millones de euros (8.837,4 millones de dólares) a cierre de septiembre del año pasado a 11.096 millones (12.949 millones de dólares) este año.

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, ha señalado que los resultados muestran el persistente impacto negativo de la covid en el negocio, agravado por los "constantes" cambios en las restricciones impuestas por los gobiernos, lo que genera incertidumbre en los clientes y dificulta la planificación.

Por ello pide a los gobiernos que adopten procedimientos para realizar test antes y después de los vuelos para evitar las cuarentenas lo que permitiría abrir rutas. 

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines