Economía

ICEFI propone otro mecanismo para entregar fondos a la población salvadoreña por COVID-19

Proponen que cada persona reciba $70 pues el costo sería solo $4 millones más alto y el mecanismo más eficiente pues se podría entregar solo con el DUI y partida de nacimiento, en caso de los menores de edad.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) considera acertada la medida que el Gobierno anunció de entregar $300 a hogares afectados por la cuarentena, sin embargo proponen llevar a cabo la medida de manera diferente: una entrega universal, es decir a todas las personas, de $70 pues el costo sería similar y el proceso más eficiente.

El presidente Nayib Bukele dijo el miércoles, en una transmisión en vivo con el cantante puertorriqueño René Pérez Joglar (Residente) en la red social Instagram, que el subsidio comenzaría a entregarse este 27 de marzo, pero no se ha anunciado el mecanismo.

Este viernes por la mañana, el ministro de Trabajo Rolando Castro aseguró en Frente a Frente que "la Secretaría de Innovación está tabulando toda esta información" y que "ya hay un avance bastante fuerte".

El costo de esta entrega sería alrededor de $450.0 millones y beneficiaría a 1.5 millones de hogares, según el Gobierno.

“Tomando en cuenta la urgencia de transferir estos recursos, el ICEFI recomienda que se canalicen por medio de un programa de renta básica universal temporal de $70.0 por persona. Esta propuesta sería más eficiente, pues para las personas adultas sería necesario solo el Documento Único de Identidad (DUI) y en el caso de menores de edad, la partida de nacimiento o en su ausencia los registros del sistema de educación, el sistema de salud o la base de datos del Registro Único de Participantes (RUP)”, dijo ICEFI en un comunicado de prensa.

De acuerdo al Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) y la División de Población de las Naciones Unidas (DPNU), la población total en El Salvador asciende a 6.48 millones de personas, lo que implicaría que el costo de esta medida sería de alrededor de $454  millones.

De esta manera el dinero llegaría a todos, incluso a personas de alto recursos, por lo que “se propone además que para estas personas (quienes declaren una renta neta superior a los $9,142.87 anuales), esta transferencia les aparezca como un débito fiscal en su declaración del impuesto sobre la renta de 2021 y estos recursos se destinen el fortalecimiento del sistema de salud y asistencia social”.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines