Economía

Industriales prevén desabastecimiento para época navideña en El Salvador

Expertos advierten que podría haber menos productos disponibles en la época de Navidad y que los atascos en las cadenas de suministro pueden seguir por varios meses. Industriales podrían parar operaciones ante escasez.

Escasez. Los juguetes son algunos de los productos que podrían ser escasos en esta época de Navidad en el mundo, por los atascos | Foto: archivo

El Salvador, al igual que el resto del mundo, enfrentará escasez de productos en la época de Navidad por los atascos que existen en los mayores puertos internacionales y los cierres temporales de algunas terminales marítimas chinos debido a las estrictas medidas por la covid-19.

"No hay una solución en el corto plazo, esto parece que va para largo, el tema del abastecimiento se va a complicar con cada temporada, hoy estamos hablando de la navidad, vamos a tener problemas de abastecimiento en los almacenes (...) ¿qué hay en la Navidad? regalos y todos los regalos son importados, la gran mayoría", expuso el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Eduardo Cader, quien reconfirmó el desabastecimiento que enfrentará el país.

El gigante asiático ha impuesto estrictas reglas para controlar la propagación de nuevas olas del virus. Cada vez que se cierra una fábrica o un puerto, algún importador se queda sin su entrega y algún consumidor sin su producto.

Productos electrónicos, autos o juguetes están guardados en contenedores de buques cargueros que no llegan a puerto o están a la espera de conseguir un espacio para el transporte marítimo. A casi dos meses para la Navidad, el mayor problema lo pueden tener los padres cuando tengan que explicarles a sus hijos pequeños qué pasó con sus regalos.

"No hay suficientes barcos, no hay suficientes contenedores, y existen demasiados retrasos en los puertos para entrar y salir. Esto afecta la cadena logística", apunta Teddy Heinsen, presidente de la Asociación de Navieros de República Dominicana.

Gran parte de esta situación es una resaca del año pasado. Cuando las empresas disminuyeron sus compras en medio de los confinamientos, muchas firmas transportistas redujeron también sus operaciones.

Pero cuando este año resurgió la demanda en muchas partes del mundo, argumentan los expertos, el sistema de transporte marítimo no estaba preparado para responder a esa reactivación.

La pandemia ha provocado todo tipo de desajustes en la cadena de suministros que van desde la falta de espacio en los buques de carga y en los terminales marítimas, hasta la escasez de materias primas o mano de obra.

"Este es un tema generalizado donde es sálvese quien pueda, donde el que supo tener la visión anticipada de lo que podía suceder y se abasteció, estará bien, y el que no, podría llegar hasta temas de parar inclusive", expone Cader.

La "locura" de los precios

La rápida recuperación de la demanda tras el parón en la actividad causado por la pandemia ha derivado en una situación económica compleja a la que se suma el incremento del precio del crudo, lo que a su vez ha impactado el valor de los fletes.

Según datos de Drewry Shipping, firma que monitorea los precios de los fletes marítimos a escala global, hasta agosto, el costo de enviar un contenedor de unos 12 metros (40 pies) en ocho de las principales rutas Este-Oeste llegó a $9,613, un aumento de 360 % comparado con el valor de hace un año.

"Ahorita lo que debe hacer un buen industrial es saber comprar, comprar a tiempo, el tema de los costos se ha pegado una disparada que ya estamos aburridos de comentarlo que un contenedor viniendo de cualquier puerto chino que nos costaba ente $1,300 y $2,000, hoy ya vale $22,000 y se habla de que va a subir, si hay disponibilidad", afirma el presidente de la ASI.

En Latinoamérica la situación varía según cada país y los precios cambian sustancialmente cuando se trata de una empresa pequeña con poco poder de negociación o un gigante que consigue tarifas por volumen.

"En el tema de los fletes a nivel internacional muchos países han promulgado por llevar ante la Organización Mundial del Comercio buscar soluciones por todo este incremento que está derivando este problema", resalta Karla Domínguez, gerente de Inteligencia Industrial de la ASI, quien asegura que uno de los retos del país es mantener la recuperación económica.

En El Salvador las principales gremiales de transporte de carga han advertido aumento en los precios del flete ante las alzas en los combustibles.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines