Economía

La brasileña Embraer redujo a 181 el número de aviones que entregó en 2018

La brasileña Embraer redujo a 181 el número de aviones que entregó en 2018

La brasileña Embraer redujo a 181 el número de aviones que entregó en 2018

La brasileña Embraer, tercera mayor fabricante de aviones del mundo, informó hoy que en 2018 entregó 181 aviones, por debajo de los 210 que suministró el año anterior, informó este lunes la compañía.

Del total de aviones proporcionados por Embraer, 90 eran comerciales y 91 para ejecutivos, cifra esta última que se encuentra por debajo de las proyecciones realizadas por la líder mundial en el mercado de aviones medianos para vuelos regionales.

Embraer había proyectado entregar entre 85 y 95 aviones comerciales y entre 105 y 125 aviones para ejecutivos en 2018, de acuerdo con el comunicado de la firma.

La compañía indicó igualmente que su cartera de encomiendas firmes a finales de diciembre pasado sumaba 16.300 millones de dólares, frente a los 18.300 millones de dólares de finales de 2017.

En su comunicado la empresa destacó que desde su fundación, en 1969, ya entregó más de 8.000 aeronaves y que éstas transportan anualmente cerca de 145 millones de pasajeros gracias a que, en promedio, uno de sus aparatos despega a cada 10 segundos en algún lugar del mundo.

Embraer cerró este año un acuerdo con el fabricante estadounidense de aeronaves Boeing mediante el cual se prevé la creación de una nueva empresa en el segmento de aviación comercial que tendrá un valor de 5.250 millones de dólares.

La compañía brasileña convocó a sus accionistas a una asamblea prevista para el próximo 26 de febrero con el fin de aprobar el acuerdo, mediante el cual Embraer vende el 80 % de su división de aviones comerciales por 4.200 millones de dólares a Boeing, que tendrá el total control de la nueva sociedad.

Asimismo, las compañías también acordaron desarrollar el avión de carga militar KC-390, a través de una segunda compañía dedicada a la promoción y desarrollo de nuevos mercados en el área de defensa.

Según analistas, el acuerdo entre ambas empresas busca contrarrestar de alguna forma la asociación entre la canadiense Bombardier y el gigante aeronáutico europeo Airbus. 

Lee también

Comentarios