Economía

Las malas prácticas en el alquiler de un auto, según Trabber

Las malas prácticas en el alquiler de un auto, según Trabber

Las malas prácticas en el alquiler de un auto, según Trabber

La batalla por captar clientes en línea está haciendo proliferar ofertas poco transparentes y con cargos ocultos entre las empresas de alquiler de autos. El buscador Trabber.com ha detectado numerosos casos de malas prácticas por parte de estas compañías al ofrecer precios muy bajos u ofertas muy competitivas que pueden confundir al usuario. Para evitar esos cargos extra al final de su viaje, la firma ha preparado una guía con los puntos que se deben tener en cuenta al alquilar un carro. Política de combustible Este es uno de los aspectos a los que más se tiene que prestar atención a la hora de alquilar un automóvil. Por lo general, hay dos tipos de políticas de combustible: lleno – lleno o lleno – vacío. Antes del auge de las compañías "low-cost", la política de combustible más frecuente era la de “lleno – lleno”. Si uno entregaba el auto con el depósito lleno como lo recibió no había cargo adicional. La política “lleno – vacío”, en cambio, suele incluir una serie de cargos ocultos que incrementan el precio final del alquiler. Es decir, el cliente podría pagar más dinero que el prometido en la oferta inicial.  ¿Cuáles son los recargos ocultos detrás de esa política?     Cobro extra por llenar el depósito del vehículo, aunque no lo incluyan en el precio de la oferta inicial.     No es posible negociar con la empresa el recargo por llenar el depósito.     El precio que cobran por el combustible suele ser más elevado del precio real.   Por todo eso, la empresa recomienda evitar este tipo de contrato.   Los seguros Anteriormente, la oferta de seguros a la hora de alquilar un vehículo se limitaba a dos opciones: A terceros, la más económica al incluir las prestaciones básicas para cumplir la ley; y A todo riesgo, un seguro más caro pero que ofrecía protección total.   Ahora existe una tendencia a desglosar coberturas que solían formar parte de un solo tipo de seguro: por pinchazo de llanta, daños al vehículo, pérdida de llaves, etc. Presentar las prestaciones de este modo inquieta al viajero que, muchas veces, termina por comprar coberturas no por decisión propia sino por inseguridad.    Las oficinas no siempre están en el aeropuerto  Conocer esta información de antemano es importante para la logística del viajero.  El hecho de tener la oficina fuera del aeropuerto o de una ciudad resulta más barato para las empresas. Por eso, hay agencias de bajo costo que ofrecen precios muy competitivos si se recoge el vehículo en las instalaciones de los alrededores. Es necesario tomar en cuenta que en algunos casos habrá sobrecostos por el desplazamiento del auto de la agencia al aeropuerto.

Lee también

Comentarios