Economía

Los bonos de El Salvador han dejado de ser atractivos

El EMBI no para de subir, cada día rompe récord y los bonos siguen cayendo, para la economista Tatiana Marroquín esto implica el temor de los inversionistas.

Los bonos de El Salvador han dejado de ser atractivos

Los bonos de El Salvador han dejado de ser atractivos

Los bonos de El Salvador se venden a mitad de precio, en algunos casos, del valor en que fueron comprados. Desde las últimas dos semanas, el precio baja diariamente hasta un 6 % o 7%, llegando a caídas hasta de 15 % en una semana.

Para la economista Tatiana Marroquín, esto significa que "hay gente que está vendiendo bonos y lo está vendiendo a un precio muy por debajo de su valor contractual. Lo que ellos están diciendo es, ‘yo prefiero perder en lugar de seguir teniendo este contrato con El Salvador porque veo muy pocas probabilidades que El Salvador cumpla’", dice.

Hasta la fecha el país ha honrado su deuda pública, pero las presiones de liquidez cada vez son mayores y no se ve en un horizonte cercano, mecanismos u organismos de fondeo para hacer frente a las necesidades del país.

La esperanza de obtener los $1,300 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI), están en "compás de espera" y aun no se logra definir si esto será posible, y también si el gobierno decide hacer los cambios que se requieren.

"Es necesario adoptar medidas adicionales para fortalecer los marcos de gobernanza y de lucha contra la corrupción de acuerdo con las normas internacionales: mejorar la transparencia de los procesos de contratación pública (por ejemplo, la publicación del beneficiario final en todos los contratos públicos), limitar el uso de fondos extrapresupuestarios y adaptar la legislación nacional a la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (CNUCC)", son una de las recomendaciones que hizo el FMI, según el comunicado del capítulo IV.

Sin análisis

Por otra parte, el EMBI, que es el índice elaborado por JP Morgan y que mide el riesgo país, ese no para de subir. El Salvador es el tercer país con el EMBI más alto de América Latina, solo superado por Venezuela y Argentina.

Para Marroquín esta es una señal de alerta, no para los tenedores de bono, sino para los posibles o futuros compradores de la deuda salvadoreña.

"Lo que está pasando es que la mayoría de gente no quiere deuda de El salvador, están hasta perdiendo, si ustedes quieren establecer un contrato con este país tienen que pagar más", explica.

El año pasado, en plena pandemia, El Salvador emitió $1,000 millones en deuda, a la tasa más alta jamás pagada que fue de 9.5 % para 32 años. En ese momento el EMBI del país era de 7.85, en la última medición del 2 de diciembre, llegó al 13.34, un nuevo récord.

Para inicios de 2022 el presidente Nayib Bukele anunció que emitiría un nuevo bono bitcóin por $1,000 millones para crear una ciudad bitcóin y para comprar más criptoactivos, a una tasa de 6.5 % a 10 años. ¿Es realmente atractiva esa tasa para los inversionistas, con el riego que tiene el país?

"En términos netamente técnicos y financieros la estructuración que han planteado de ese bono no es atractiva para alguien que sepa sumar; pero hay personas que pueden sumar y que va a pesar más esta emoción de ver como bajo su narrativa el bitcóin se está metiendo en las finanzas tradicionales, para ellos es una victoria: , explica.

Otro de los problemas que ve la economista, es que no están metiendo en la realidad de las finanzas, ya que esa exige una análisis del riesgo de crédito a quien se le está comprando deuda. Y esa tasa no cubre el riego que actualmente tiene el país.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines