Economía

Los otros criptoactivos que suben a la sombra del bitcóin

Algunos, menos populares y de menor costo, se han valorizado más de 2.000 % en el último año.

Algunos, menos populares y de menor costo, se han valorizado más de 2.000 % en el último año.

Aunque no hay duda de que el bitcóin es el amo y señor en el mercado de los criptoactivos, fue el primero de su especie, el repunte observado en su precio en el último año (más de 460 por ciento) no ha sido el más alto entre las 10 criptomonedas de mayor capitalización, de las 4.250 a las que el portal coinmarketcap.com les hace seguimiento en tiempo real.

Otras menos populares y con un precio mucho más bajo, como el cardano y el polkadot, han registrado valorizaciones por encima del 2.000 y el 973 por ciento anual, respectivamente, en el mismo periodo.

Incluso, mientras que el costo de un solo bitcóin se ha encarecido cerca de 63 por ciento en poco más de dos meses (entre el 1.º de enero y el 5 de marzo del 2021), el cardano y el polkadot lo han hecho a un ritmo nada despreciable de 570 y 228,6 por ciento en lo corrido del presente año, respectivamente.

Algunos analistas atribuyen este desmedido crecimiento a la gran liquidez presente hoy en el mundo, debido a la pandemia, así como al interés que ha despertado esta novedosa y compleja forma de transar.

Un solo bitcóin cuesta hoy alrededor de 47.400 dólares (unos 170,4 millones de pesos), pero su costo ha estado muy cerca de los 60.000 dólares, como se observó en la jornada del pasado 21 de febrero, cuando trepó más allá de los 58.330 dólares, un máximo histórico desde su creación en 2009.

Otros criptos

El precio del ethereum, la segunda criptomoneda más popular, es 32 veces menor que el de un bitcóin y su capitalización de mercado está cinco veces por debajo del máximo representante de este mercado, registra una valorización de 523 por ciento en el último año y de cerca de 103 por ciento en lo corrido del presente ejercicio.

Otras valorizaciones destacadas en esos mismos periodos son las registradas por el binance coin (950 y 551,9 por ciento, respectivamente), el uniswap (688,7 y 451 por ciento), así como el chainlink (491,3 y 134,5 por ciento).

Al igual que en el bitcóin, la volatilidad también ha acompañado a los demás criptoactivos a lo largo de su existencia, muchos de los cuales, incluido el rey de los criptos, alcanzaron precios récord en el segundo mes del 2021.

El ethereum, por ejemplo, tocó su máximo valor el pasado 19 de febrero, 1.965,2 dólares, desde los 2,77 dólares de su estreno en 2015. En este mismo mes, criptoactivos como polkadot, cardano, binance coin, uniswap, entre muchos otros, lograron máximos históricos, según estadísticas de coinmarketcap.com.

Despega el piloto

Ese auge de las criptomonedas llevó a que la Superintendencia Financiera iniciara un primer piloto para la compra y venta de criptoactivos, en el que participan siete entidades financieras en nueve proyectos, de 14 que se presentaron, tal como lo informó EL TIEMPO el martes de esta semana.

  • El Banco de Bogotá participa en estas pruebas de la mano de Bitso, plataforma de compra y venta de criptomonedas, con operaciones en Argentina, Brasil y México. También lo hace con Buda.com, que opera este mercado en Argentina, Chile, Colombia y Perú.
  • Bancolombia iniciará su piloto de la mano de Gemini, compañía estadounidense regulada por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York. Es catalogada como la primera plataforma de intercambio de ethereum y una de las más seguras.
  • El Banco Davivienda tendrá como aliado a Binance, con presencia en más de 40 países. Esta compañía también estará apoyando el piloto que realizará la Sedpe Powi.
  • Coltefinanciera, por su parte, trabajará con Obsidian, empresa con sede en Costa Rica, la cual cuenta con un ecosistema con altos estándares de seguridad.
  • Coink y Movii son las otras dos Sedpe que completan el grupo de entidades financieras que inician el piloto de criptomonedas en el país, bajo la supervisión del Gobierno. La primera trabajará con Banexcoin, plataforma de origen peruano y vigilada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP de Perú.
  • Panda y Bitpoin, por su parte, son los aliados de Movii en este proyecto. La primera es una compañía colombiana que surgió en 2017 y cuenta con sedes en Portugal y Panamá. La segunda es uno de los mayores operadores de criptoactivos en Latinoamérica y es subsidiaria de Remixpoint INC, grupo empresarial japonés listado en la bolsa de Tokio y vigilado por las autoridades de dicho país.

“El piloto durará un año. Finaliza en el primer trimestre del 2022, pero si las cosas funcionan, bien puede que sea antes”, señaló Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente financiero, quien destacó que si se establece la viabilidad del mecanismo en todas sus dimensiones, el objetivo es que “se autorice al sistema financiero a hacer esas transacciones como cualquier otro comercio”.

Voceros de Binance sostienen que el futuro de las criptomonedas es bastante promisorio. “Hoy en día hablar de una falta de supervisión es relativo, pues es una realidad que en muchos países existen estructuras regulatorias y legislativas fuertes para el uso de criptoactivos”, dicen.

Agregan que en la medida que los mercados adopten estos sistemas, los Estados se verán forzados a implementar regulaciones, incluyendo Colombia que es uno de los países con mayor manejo de criptoactivos, según un análisis de Chainalysis que lo sitúa en el noveno lugar.

Mercado en ebullición

El número de las llamadas criptomonedas o criptoactivos se ha multiplicado, en promedio, a razón de dos cada día desde el 3 de enero del 2009, cuando se realizó la primera transferencia de 10 bitcoins.

Se estima que en la actualidad ya van más de 8.400 de estos criptoactivos operando en el mundo. En estos 12 años han surgido más de 58 por mes o 700 cada año, una espiral que parece no tener fin a medida que el furor se apodera de curtidos inversionistas con grandes chequeras, así como también de novatos que esperan pescar en río revuelto.

El fin de esta ola no parece estar cerca, todo lo contrario. Expertos prevén el surgimiento de una nueva generación de monedas virtuales producto del impulso que han tenido los pagos digitales, debido a la pandemia del coronavirus, entre otras razones.

“Un tercio de las compañías orientadas al consumidor de nuestro programa global Fast Track de Visa están desarrollando productos que usan de algún modo monedas digitales”, señala Nuno Lopes Alves, vicepresidente sénior de Visa para la región Andina.

De lejos el bitcóin les lleva una amplia ventaja a esas miles de criptomonedas que, casi de inmediato, han pretendido seguir la ruta que este ha trazado en más de una década de operaciones.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines