Economía

Medidas antimonopolio retrasan la compra de Juul por parte de Altria

La inversión de Altria en la start up de cigarrillos electrónicos Juul Labs permanece en el limbo más de un año después del acuerdo, ya que los funcionarios federales antimonopolio investigan el control del fabricante de Marlboro sobre el espacio de venta en las tiendas, según The Wall Street Journal.
 

Altria, la compañía de tabaco más grande de EE. UU., pagó 12.800 millones de dólares por una participación del 35 % en el líder del mercado de cigarrillos electrónicos en diciembre de 2018.

Como parte del vínculo, Altria acordó poner cupones de Juul en paquetes de cigarrillos, enviar las promociones de Juul a su lista de correo de fumadores de cigarrillos y darle a Juul el espacio en las tiendas que los cigarrillos electrónicos MarkTen de Altria habían ocupado.

Juul ha estado bajo una creciente presión regulatoria y financiera desde la inversión, ya que se le atribuye un aumento en el vapeo de menores en los EE.UU.

De hecho, Juul detuvo voluntariamente las ventas de sus cápsulas de recarga con sabores dulces y afrutados, que son populares entre los adolescentes, y ha dicho que está trabajando para reparar su relación dañada con los reguladores.

Como parte de la revisión de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) Altria y Juul acordaron en octubre no completar algunos aspectos del acuerdo hasta al menos principios de enero, a la espera de la aprobación de la agencia, pero esa fecha pasó la semana pasada sin una aprobación.

Hasta que se complete la revisión, Altria no puede convertir sus acciones sin derecho a voto en acciones con derecho a voto, nombrar representantes para el directorio de Juul o contar las ganancias de Juul para sus propias ganancias.

El personal de la FTC está analizando la adquisición por parte de Altria de espacio adicional en los estantes minoristas en tiendas de conveniencia y otros puntos de venta para sus productos de cigarrillos electrónicos.

Las grandes compañías tabacaleras tradicionalmente no han pagado a los minoristas por el espacio en los estantes para sus cigarrillos.

Pero Reynolds, la segunda compañía de tabaco más grande de EE.UU., comenzó a pagar a los minoristas en 2013 para asegurar el espacio en los estantes para sus cigarrillos electrónicos Vuse.

A medida que el mercado de los cigarrillos electrónicos estaba en auge con competidores compitiendo por espacio, Altria lo siguió, gastando alrededor de 100 millones en 2018, dijeron personas familiarizadas con el asunto cita por el Journal.

Altria ofreció a los minoristas efectivo y accesorios de exhibición a cambio de un compromiso de que sus cigarrillos electrónicos ocuparían un espacio de primera categoría durante al menos dos años.

En la revisión antimonopolio, la FTC también ha buscado información de Altria sobre su papel en la renuncia en septiembre del presidente ejecutivo de Juul, Kevin Burns, y el nombramiento de su sucesor, el ejecutivo de Altria KC Crosthwaite.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines