Economía

México, la capital de las "fintech" en América Latina enfrenta sus retos

México, la capital de las

México, la capital de las "fintech" en América Latina enfrenta sus retos

Con alrededor de 200 empresas de tecnología financiera, una ley propia y un mercado exponencial, México es, pese a los retos, la capital de esta industria en Latinoamérica, dijo a Efe el director general de FinTech México, Eduardo Guraieb.

"México es muy grande en tamaño, en economía, en población y en montos de transacción en el sistema financiero; es una potencia. Y junto con toda América Latina tiene retos comunes, como son la falta de inclusión financiera", dijo Guraieb, representante de esta asociación civil que aglutina alrededor de 50 firmas del sector.

Con más de 120 millones de habitantes y aproximadamente 60 % de la población fuera del sistema financiero, el país constituye una "gran oportunidad" y un mercado difícil de "agotar", explicó.

"El sistema financiero tradicional no ha llegado a ciertas personas; no es por satanizarlos, sino por dificultades geográficas. Pero las (compañías) fintech prescinden de esta infraestructura, y el límite geográfico se elimina prestando servicios de banca digital", apuntó.

Además, los millones de migrantes mexicanos que envían remesas -fueron 28.771 millones de dólares en 2017- también se podrían ver beneficiados de algunos de los productos de este incipiente, pero pujante sector, que facilita las transferencias internacionales.

Aunque a menudo se relaciona el término "fintech" con las criptomonedas como el bitcóin, el sector es mucho más amplio y contempla desde financiamiento colectivo o "crowdfunding", medios de pago electrónico o transferencias de dinero, prestación de servicios financieros a empresas, la originación digital de créditos o el "blockchain" o cadena de bloques, entre otros.

"Es súper variado, y cada vertical tiene sus ventajas comparativas con otras opciones que juegan en sus mercados. Pero en general se caracteriza por un tema de eficiencia y de orientación al usuario", agregó el experto.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de las más de 2.000 empresas fintech que hay en el mundo, México cuenta hoy con 238, una cifra que Guraieb reduce a unas 150, una diferencia que atribuye a distintas formas de medición.

El 69 % de las firmas tienen menos de tres años, cuentan con 540.000 usuarios activos, 400 empleados, activos por alrededor de 400 millones de pesos (20 millones de dólares) y han realizado transacciones por más de 17.400 millones de pesos (unos 872 millones de dólares), de acuerdo con la CNBV.

El país también es pionero en legislación, pues el pasado marzo se promulgó la llamada Ley FinTech, que tiene por objeto reglamentar los servicios que prestan las entidades bancarias a través de medios tecnológicos, además de su organización, operación y funcionamiento.

"Nos parece una ley muy buena en muchos sentidos", explicó el representante de FinTech México, entidad que también trabaja a nivel regional cooperando con otros países del subcontinente y en la Alianza FinTech Iberoamérica.

Sobre la Ley FinTech, Guraieb destacó que hay todavía retos, y es que la ley "no contiene regulación minuciosa" sobre el modelo de negocio. Pero ello no es negativo, pues se espera que sea sean las disposiciones secundarias, que ya se están redactando, las que establezcan los detalles.

Ello permitirá que la normativa pueda cambiar más fácilmente -las reformas no deberán pasar por el Congreso- y adaptarse a los cambios de este sector en constante evolución.

Guraieb identificó otros retos para hacer detonar las firmas de tecnología financiera en México, como la falta de cultura digital y financiera.

"Una persona que no tiene muchas oportunidades de educación está muy rezagada en ver los beneficios del sector", apuntó el experto.

El perfil de las empresas fintech es el de una firma pequeña "novedosa y disruptiva", muy intensiva en conocimiento y con un perfil tecnológico claro.

En México, adolecen de falta de trabajadores especializados.

"Lo que podríamos hacer como país es dar mejor capacitación y nivel de educación técnica, para que haya más personas capaces de llegar a estas empresas", concluyó.

Lee también

Comentarios