Economía

Ministerio de Hacienda salvadoreño coloca $71.4 millones en nuevos CETES

La emisión deberá ser cancelada en un plazo de 360 días. Esta es la segunda subasta pública de certificados convocada este mes.

Compromiso. El Gobierno mantiene una deuda de corto plazo elevada. Esta se
elevó desde el 2020, tras el inicio de la pandemia. | Foto: archivo

El Ministerio de Hacienda anunció la colocación de un cuarto tramo de Certificados del Tesoro (CETES) por $110 millones en el mercado de valores.

La subasta pública tuvo lugar ayer, y según datos de la plataforma de la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) finalmente se ofertaron y adjudicaron $71.4 millones, a una tasa de interés promedio ponderada de 7.5 %. Esta emisión se cancelará en 360 días.

Este mismo mes, Hacienda colocó $126.7 millones en CETES en similares condiciones. Para el jueves de esta semana estaba previsto el vencimiento de $645 millones de CETES que fueron colocados hace un año, sin embargo, entidades como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUADES) y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) resaltaron que el gobierno hizo pagos anticipados.

En 2020, el Gobierno dijo que con estos $645 millones financió el fideicomiso para la recuperación de las pequeñas empresas conocido como FIREMPRESA. Tanto los CETES como las LETES (Letras del Tesoro) son instrumentos que le sirven Gobierno para financiarse en el corto plazo.

El economista Álvaro Trigueros, de FUSADES, en una reciente publicación sobre la deuda de corto plazo del país, destacó que desde octubre de 2020 el saldo de LETES ha bajado $135.7 millones.

"Esto significa que la amortización ha sido mayor que las nuevas colocaciones, poniendo presión a la liquidez del gobierno", escribió en su cuenta de Twitter. Hasta el 16 de septiembre pasado, el saldo de LETES alcanzaba los $1,349 millones.

Si a esta cantidad se suman los $1,033 millones de saldo en CETES, la deuda de corto plazo del país llega a $2,374 millones, y por la que el gobierno debe de pagar aproximadamente $178 millones al año en intereses, destacó el economista.

Otro aspecto que retomó Trigueros es el alza del indicador de riesgo país, conocido como EMBI. Desde el 1 de mayo, cuando se destituyó a la Sala de lo Constitucional, subió 4.5%, hasta el 17 de septiembre alcanzó 9.81 %, cuando el promedio latinoamericano ronda 3.58 %.

"La deuda de corto plazo es útil si se utiliza temporalmente, pero si se hace permanente es síntoma de un problema profundo. Se requiere de un diálogo nacional para encontrar solución", comentó el economista.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines