Economía

Ministro británico viajará a EUA para pedir una exención en los aranceles

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, anunció hoy que viajará a Washington la próxima semana para defender ante el Gobierno del presidente Donald Trump que el Reino Unido quede exento de los nuevos aranceles estadounidenses sobre el acero y el aluminio. "Vamos a estudiar, por supuesto, cómo podemos potenciar el argumento del Reino Unido para una exención en estas circunstancias particulares", señaló Fox en una entrevista con la cadena BBC. El ministro conservador avanzó que tiene previsto reunirse con el representante de Comercio Exterior estadounidense, Robert Lighthizer, y con el secretario de Comercio de ese país, Wilbur Ross. "Entendemos las preocupaciones que tiene Estados Unidos acerca de la sobreproducción de acero, pero creemos que hay otros modos de abordar esto en base a un enfoque multilateral", sostuvo Fox. El Gobierno de Trump ha decidido imponer una tasa del 25 % en las importaciones de acero y un 10 % en las de aluminio, un arancel que se aplicará a todos los países que vendan esos materiales a Estados Unidos a excepción, de momento, de Canadá y México. El presidente estadounidense ha suavizado su postura al asegurar que mostrará "gran flexibilidad" en ese terreno con aquellos países que sean "amigos de verdad". El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Jyrki Katainen, advirtió hoy de que la Unión Europea (UE) espera ser tratada como un único bloque comercial de 28 países, en el que está incluido el Reino Unido. Londres abandonará previsiblemente la UE el 29 de marzo de 2019 y espera iniciar entonces un periodo de transición de unos dos años en el que mantendrá sus regulaciones alineadas con las leyes comunitarias, a fin de continuar participando en las estructuras del mercado único y la unión aduanera europea. El Gobierno de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha recalcado en los últimos meses que uno de sus objetivos principales al abandonar la UE es que el Reino Unido pueda negociar por su cuenta acuerdos comerciales con terceros países. En enero del año pasado, May fue la primera mandataria extranjera que visitó a Trump en la Casa Blanca tras su toma de posesión, un encuentro en el que se situó en primer plano la posibilidad de un futuro acuerdo comercial entre Londres y Washington. La patronal de la industria del acero británica UK Steel alertó hoy de que los aranceles estadounidenses pueden "golpear duro" al sector en el Reino Unido. "Creo que la Administración Trump no ha cuantificado qué es lo que puede suministrar su propio mercado y qué no", sostuvo el director de esa organización, Gareth Stace. La patronal Federación del Acero del Reino Unido consideró por su parte que las medidas anunciadas por Washington son "lamentables". "A pesar de que Estados Unidos no es uno de los principales mercados de exportación para el aluminio producido en el Reino Unido, las tarifas indiscriminadas son un obstáculo para el libre comercio y no contribuyen a asegurar un escenario equilibrado para el comercio global", afirmó el presidente de la Federación, Giles Ashmead.

Lee también

Comentarios