Economía

Moody's: "Lograr el acuerdo con FMI es crucial para El Salvador"

Sellar un programa con el organismo le permitiría al país acceder a financiamiento. La agencia indicó que sigue de cerca las conversaciones tras la aprobación de la Ley del Bitcóin.

Observación. El Salvador está en la mira de diferentes organismos y agencias tras los últimos acontecimientos.

Lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es crucial para El Salvador debido a las limitadas opciones de financiamiento y el alto déficit fiscal (diferencia entre ingresos y gastos) que enfrenta el Gobierno salvadoreño, en opinión de la agencia calificadora Moody's.

El Salvador negocia desde 2020 un acuerdo con el FMI, el cual le permitiría acceder a $1,300 millones para financiar los déficit de 2021, 2022 y 2023 en sus presupuestos. Las conversaciones tomaron un impulso en marzo de este año.

Sin embargo, una serie de hechos han nublado el panorama en las últimas semanas como la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, del Fiscal General, así como la reciente aprobación de la ley que da curso legal al bitcóin como moneda, según han señalado diversos análisis.

“Estamos siguiendo todo esto muy de cerca. No descartamos que en cualquier momento, si es que los desarrollos son extremadamente positivos o si son  negativos, podemos tomar una acción sobre la calificación de El Salvador. Pero básicamente depende de cómo se desarrolle la situación ahora en cuanto al Fondo”.

Jaime Reusche, analista líder de la calificación soberana de El Salvador por parte de Moody's.

Moody's destacó esta semana que la aprobación de la Ley Bitcóin aumenta el riesgo en las negociaciones para el programa con el FMI el cual, agrega, "se ha estancado en el tema de la adopción de políticas para mejorar la gobernanza y la transparencia".

"Por la parte doméstica, se ve un poco limitada la capacidad de los bancos de seguir financiando al soberano (gobierno), de darle nuevo financiamiento. Existe la posibilidad de refinanciar la deuda que ya tienen con ellos, hacer ‘roll overs’. Creo que ya el sector doméstico está llegando casi al límite de capacidad de lo que puede dar de nuevos fondos", indicó Jaime Reusche, analista líder de la calificación soberana de El Salvador por parte de Moody's.

De no lograr el acuerdo, lo más probable es que el gobierno tendría que hacer un ajuste en sus planes de gastos. "Son dos cosas: uno, el financiamiento que dejaría este acuerdo con el Fondo, y dos, la credibilidad que da el tener el buen manejo del fondo como un ancla para la confianza de los inversionistas", explica el analista.

Diversas publicaciones especializadas han reportado durante las últimas semanas que los inversionistas se mantenían a la expectativa de esta negociación. El Salvador deberá refinanciar $800 millones en bonos en enero de 2023, con nuevas emisiones.

"Parece que no fueron consultados (el FMI) antes de la aprobación de esta ley, pero ¿por qué se tendría que consultar al Fondo en esta situación? Porque esto tiene importantes consecuencias para el sector financiero, para la estabilidad económica, para los planes de ajuste económico, y los planes de reforma económica que tiene el Fondo. Esto les cambia mucho el terreno, en el cual van a tener que implementar un plan para el programa de financiamiento y el programa de ajuste", comenta Reusche. La agencia sigue muy de cerca los acontecimientos sobre esta negociación", concluyó.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines