Economía

Moody's cambia la perspectiva de estable a negativa a siete bancos mexicanos

 La agencia calificadora de riesgos Moodys anunció este viernes que cambió la perspectiva de estable a negativa para siete bancos mexicanos, entre estos BBVA Bancomer, Santander y Banorte.

Moody's cambia la perspectiva de estable a negativa a siete bancos mexicanos

Moody's cambia la perspectiva de estable a negativa a siete bancos mexicanos

 La agencia calificadora de riesgos Moodys anunció este viernes que cambió la perspectiva de estable a negativa para siete bancos mexicanos, entre estos BBVA Bancomer, Santander y Banorte.

Moodys "cambió las perspectivas (de los bancos) a negativas desde estables. Estas acciones son resultado del cambio de perspectiva a negativa desde estable de la calificación de bonos del Gobierno de México de A3, anunciada el 5 de junio de 2019", detalló la firma en un boletín.

De esta manera, la compañía relacionó directamente la reciente bajadas en perspectivas al soberano del Gobierno mexicano junto con esta previsión negativa para estas importantes instituciones financieras de la nación latinoamericana.

En particular, Moodys revisó las perspectivas y afirmó las calificaciones de deuda sénior o de depósitos en moneda local y extranjera de cuatro bancos comerciales.

Estos son BBVA Bancomer, Banorte, Banco Santander México y Citibanamex.

Esta baja de la perspectiva también impactó en tres bancos de desarrollo: Nacional Financiera (Nafin), Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

"El resto de las calificaciones de los emisores aquí mencionados, incluyendo sus calificaciones de largo plazo en la escala nacional de México de Aaa.mx, no se vieron afectadas por la acción de calificación del día de hoy", puntualizó Moodys.

México vive una semana difícil en los mercados tras el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que impondrá aranceles a todos los productos mexicanos si este no frena la creciente migración.

Ante la falta de un acuerdo, calificadoras como Fitch y Moodys cambiaron perspectivas o calificaciones tanto del Gobierno federal como de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Fitch Ratings bajó este jueves la calificación crediticia de largo plazo, para moneda local y extranjera, de Pemex de BBB- a BB+, con perspectiva negativa -dentro del rango de bono "basura"- luego de que disminuyera la calificación soberana de México de BBB+ a BBB.

Asimismo, Moodys cambió la perspectiva de la deuda soberana para México de estable a negativa al estimar que el país tendrá en el 2019 un "año difícil", e hizo lo mismo para Pemex.

Lee también

Comentarios

X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines